¿De qué trata la tormenta solar anunciada por Obama?

391

A medida que la presidencia de Barack Obama entra en su fase final, el presidente ha estado prestando mucha más atención al mal tiempo espacial. Después de que el presidente esbozó su visión para mandar seres humanos a Marte en el 2030, se emitió una orden ejecutiva pidiendo un plan que ayudaría al país – y a los sistemas de energía –  para hacer frente a la tormenta solar que se aproxima.

Ahora, bien: las erupciones solares y las tormentas geomagnéticas, probablemente, no han perturbado tu vida demasiado hasta el momento, pero en realidad estos eventos regulares tienen el potencial de causar serios daños en la tecnología.

Los fenómenos meteorológicos del espacio, en forma de erupciones solares, las partículas energéticas solares, y las perturbaciones geomagnéticas, se producen regularmente, algunas de ellas con efectos mensurables en los sistemas de infraestructura y tecnología. Los fenómenos meteorológicos extremos – aquellos que podrían degradar significativamente la infraestructura crítica – podrían desactivar una gran parte de la red de energía eléctrica, lo que causaría una cascada de fracasos que afectarían a servicios clave tales como el abastecimiento de agua, salud y transporte.

Mientras que la tierra ha tenido bastante suerte hasta ahora, ya ha pasado un caso así, como recordarás el famoso evento Carrington de 1859 que comenzó cuando una gran ráfaga de plasma solar – llamada una eyección de masa coronal – causó una gran tormenta geomagnética. La  NASA señala que las redes de telégrafo tomaron caso bastante difícil:

“Los sistemas de telégrafo en todo el mundo se volvieron locos. Hubo descargas eléctricas causando que el papel se incendiara. Incluso cuando los telegrafistas desconectaron las baterías que alimentan las líneas, las corrientes eléctricas inducidas en los cables aún mandaban mensajes.”

Las tormentas geomagnéticas hicieron de las suyas también en 1882 y 1921. Otro caso fue una tormenta solar intensa que dejó sin energía eléctrica a todo Quebec de entre 9 y 12 horas en 1989.

¿Cómo podríamos evitar una desgracia con la tormenta solar que se aproxima? La Secretaría de Energía diseñó un plan que pone a prueba los dispositivos que podrían disminuir los efectos de una perturbación magnética en las redes eléctricas, pero tendremos que esperar a ver si funciona.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente