Debate científico: ¿y si matáramos a todos los mosquitos?

94

MosquitoUn equipo de investigadores del Imperial College de Londres investiga la posibilidad de alterar genéticamente el ADN de los mosquitos Anopheles para detener la propagación de la malaria.

En el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 725 mil personas mueren por año como consecuencia de la malaria u otras enfermedades trasmitidas por las diferentes familias de mosquitos.

Ante el avance del insecto por el cambio climático y el crecimiento exponencial de nuevos focos del virus como el Zika, el dengue y, en menor medida, el chinkungunya, diferentes voces de la comunidad científica se alzaron en favor del desarrollo de campañas de exterminio de las especies portadoras.

La revista Smithsonian del Instituto homómino en Washington, Estados Unidos, realizó una profunda investigación donde reunió lo mejor de este candente debate.

A. gambiae – que agrupa a por lo menos siete especies de mosquitos que tal vez ni siquiera un experto del microscopio pudiera identificar- puede ser considerada hoy la especie animal más peligrosa del mundo. Es una hembra mosquito y su picadura -que resulta una molestia menor en el brazo- puede transmitir un parásito de la malaria letal, el Plasmodium falciparum. Las cifras son las que le ponen una dimensión dramática al tema: la OMS estimó que sólo en 2015 hubo más de 400.000 casos fatales en el África Subsahariana y que los niños son los más susceptibles a la enfermedad.

La Fundación Bill y Melinda Gates, que entre sus programas de asistencia priorizó la lucha contra la malaria, invirtió más de USD 500 millones para luchar contra las enfermedades infecciosas en los países en desarrollo. Y una parte de ese dinero se destinó al laboratorio del doctor Andrea Crisanti, en el Imperial College de Londres.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente