El arrendador es quien, por beneficio económico, procede a ceder una vivienda para ser habitada por terceros, dentro de un lapso y con unas condiciones contractuales. Con esto claro la Inmobiliaria El Sol, expertos en alquiler y apartamentos de lujo, realizan este artículo para dar a conocer algunos puntos de la normativa que rige esta actividad comercial en Colombia.

De manera prioritaria se deben tener claras las condiciones del contrato de arrendamiento, debe constar de todo lo acordado por escrito, con firmas originales de arrendador, arrendatario y codeudor. Usted como arrendador, debe entregar el inmueble con todos los servicios públicos al día y el lugar debe estar en buen estado y completa sanidad. Sin embargo, si su vivienda está en una propiedad horizontal usted debe dar una copia de los reglamentos que constituyan al buen manejo de esta propiedad y sus zonas comunes.

El arrendador puede exigir al arrendatario la prestación de garantías o fianzas con el fin de garantizar el pago de servicios antes de la celebración del contrato. En caso de no cumplirse las condiciones de pagos de los servicios públicos sobre lo acordado por alguna de las dos partes, cualquiera de estos puede solicitar la terminación del contrato antes de la fecha establecida sin ningún tipo de consecuencia.

Por otra parte, queremos resaltar algo muy común en Colombia, en ocasiones los arrendadores piden un “depósito”, una suma adicional al canon de arrendamiento, con el supuesto de garantizar el cumplimiento del contrato, sin embargo, esto está completamente prohibido según lo establecido en la Ley 820 de 2003 en el capítulo IV, articulo 16.

Por último, pero no menos importante, el arrendador puede subir el precio del canon de arrendamiento, únicamente sujeto a la ley, cada 12 meses después de la ejecución del contrato y también teniendo en cuenta lo acordado en él. En caso de realizar un incremento, no debe ser mayor al 100% del incremento que haya tenido el índice de precios al consumidor el año anterior, ni exceder el 1% del valor comercial del inmueble. Todo esto debe ser notificado al arrendador por los medios establecidos en el contrato y la fecha de inicio del nuevo canon. Para profundizar en el tema te invitamos a conocer la ley 820 de julio 2003.

Por: Marcela Gordillo Polo