El huracán Irma, un potente ciclón de categoría cuatro en una escala de cinco, se mueve por el Caribe hacia las islas de Barlovento con vientos de 240 kilómetros por hora, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, reseña EFE.

Irma, el cuarto huracán de la temporada ciclónica en el Atlántico, se encuentra a unos 515 kilómetros de las Antillas Menores, donde los gobiernos de la zona han emitido alertas por ciclón, señaló el CNH en su boletín de las 09.00 GMT.

El huracán se mueve hacia el oeste a una velocidad de traslación de 22 km/h, que se espera se mantenga durante el día para girar hacía el oeste-noroeste durante la noche, según pronósticos del CNH.

Se espera que el ojo del huracán llegue la noche del martes o madrugada del miércoles a las islas de Barlovento situadas al norte.

El centro señala que hay alerta de huracán en Antigua, Barbuda, Anguila, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Saba, San Eustaquio y San Martín, Islas Vírgenes británicas e Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico.

Autoridades de Puerto Rico, República Dominicana, Bahamas y de la costa del sureste de Estados Unidos permanecen en alerta ante el posible paso del huracán, que podría afectar sus áreas el próximo fin de semana.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada. A esta siguieron Bret, Cindy, Don, Emily y Franklin, que se convirtió en el primer huracán de la temporada, luego Gert, el segundo huracán, Harvey, que alcanzó la categoría 4, y ahora Irma.

“Pese a los desafíos económicos que enfrenta Puerto Rico, el presupuesto aprobado tiene 15 millones de dólares para el fondo de emergencia“, dijo en un comunicado Ricardo Rosselló, el gobernador del territorio estadounidense.

Con fuerza de categoría 4 en una escala de 5, Irma ya alcanzó el máximo que registró Harvey cuando devastó zonas de Texas y Luisiana días atrás.

Su trayectoria aún no está clara, pero de acuerdo a varias proyecciones Irma puede estar el fin de semana próximo sobre República Dominicana y Haití y desplazarse luego hacia las Bahamas y el sur de Florida.

El NHC añadió que provocará marejadas de hasta 3 metros sobre el nivel normal del mar y lluvias de hasta 25 cm, además de oleajes “grandes y destructivos”.

El gobernado de la Florida Rick Scott ya declaró el estado de emergencia. Más temprano, el de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, había hecho lo mismo.

Roselló encabezó una conferencia de prensa de jefes de agencia en la que hizo público que quedan suspendidas de forma inmediata las clases y que los empleados públicos terminarán este martes su jornada laboral al mediodía, dado que se espera el impacto de Irma ya en Puerto Rico el miércoles.

Rossellló, que insistió a la población del peligro que supone el sistema, explicó que la decisión la tomó después de conocerse la determinación del NHC, que hoy emitió una vigilancia de huracán para Puerto Rico, las Islas Vírgenes de EE.UU. y las Británicas.