Denuncian presunta estafa de empresa mexicana al vender franquicias en Colombia

342

Un grupo de personas aseguran haber sido estafados por la publicidad engañosa de la empresa mexicana de video juegos llamada Gamers Paradise y de su representante legal Arturo Coste Domínguez, con quienes firmaron un contrato de franquicias. Estas personas pagaron más de 170 millones de pesos por el derecho a la marca, pagaron costosos alquileres en centros comerciales como Gran Estación, Titán Plaza y Santa Fe, entre otros, locales que luego tuvieron que cerrar porque quebraron debido, presuntamente, al incumplimiento de los compromisos del contrato por parte de la empresa mexicana.

El tema va más allá, indagando en esta problemática, llegamos a un vacío inmenso en la normatividad colombiana para regular el tema de franquicias. El debate del tema es sobre si es necesario una normativa oficial para este tipo de contrato, el cual, a la fecha, carece de regulación en Colombia.

Es decir, la pregunta que queda es: ¿Es suficiente el actual esquema de autoregulación para un sector que día a día tiene mayor acogida o es necesario un pronunciamiento del Congreso para ponerle fin a estos problemas con el contrato de franquicia?


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente