La policía en Hong Kong desactivó una granada alemana de la Primera Guerra Mundial que se encontraba en un cargamento de papas chips proveniente de Francia, informó hoy el diario «South China Morning Post» en su edición online.

Según la fuente, la granada fue desactivada en una fábrica de patatas fritas de bolsa ubicada en la zona industrial de Hong Kong.

Es probable que el artefacto se encontrara en una antigua trinchera donde ahora hay campos de agricultura y que luego pasase desapercibido durante la cosecha de las papas.

«Lo hemos identificado como un arma de producción alemana, probablemente utilizada en la Primera Guerra Mundial», dijo Wong Ho-hon, subjefe de policía de la zona.

La granada tiene unos ocho centímetros de espesor, un kilo de peso y tuvo que ser desactivada, agregó el funcionario policial.

El historiador militar Dave Macri dijo al periódico que posiblemente la granada había quedado en una trinchera. «Luego se llenó la zanja y durante la cosecha se mezcló con las papas cosechadas que se enviaron a Hong Kong», señaló.

En caso de haber explotado, la granada podría haber matado a varias personas alrededor.