Miembros de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Metropolitana de Cartagena, desplegaron una envolvente operación contra el tráfico de estupefacientes en el municipio de Turbaco, logrando la desarticulación de una banda dedicada a contaminar la salud de niños, niñas y adolescentes, dando captura a ocho integrantes.
Persecución Policial

Gracias a las labores de seguimiento desplegadas por funcionarios de la Unidad Básica de Investigación Criminal de Turbaco, adscritos a la Metropolitana de Cartagena, en coordinación con la Fiscalía 56 Seccional URA, se logró identificar y judicializar a ocho presuntos integrantes de esta banda denominada “Los Brujos”, dedicados al tráfico de estupefacientes en los barrios Plan Parejo, La Línea y Juan 23, y con la facilidad de llegar a cualquier rincón del municipio, mediante el uso de mototaxis, bajo la modalidad de entregas express.

Durante la operación contra este Grupo de Delincuencia Común Organizada, se desplegaron siete allanamientos a viviendas ubicadas en el sector La Línea, y los barrios: Plan Parejo, La Cruza y El Ají, dando captura a OCHO personas:

  • Seis por orden judicial, por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico de estupefacientes.
  • Dos capturas en flagrancia por tráfico de estupefacientes.

Esta organización criminal obtenía ingresos diarios cercanos a los tres millones de pesos, en promedio recaudaban 90 millones de pesos mensuales producto del tráfico de estupefacientes, comercializando mil dosis diarias de alucinógenos.

El Cabecilla, alias “El Viejo”

Entre los capturados figura su cabecilla, conocido como “El Viejo”, identificado como JOSE ISMAEL PERALTA FLOREZ, con cinco años dentro de la estructura criminal. Con 64 años, este hombre dirigía la organización, otorgando los roles a cada integrante, emplearía su vivienda como centro de distribución de estupefacientes (cocaína y marihuana), a pocos metros de dos importantes instituciones educativas, por lo cual este resultado es muy importante en la lucha por proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes, de estas organizaciones que tienen como objetivo esclavizar a los menores, mediante el flagelo del consumo de estupefacientes.

Se logró determinar que alias “El Viejo”, sería el presunto responsable de abastecer de estupefacientes a los integrantes de la banda criminal , afectando la seguridad y convivencia en los barrios: Plan Parejo, La Línea y Juan 23, debido a la constante presencia de consumidores de alucinógenos, generando un incremento constante en los hurtos, riñas y lesionados, afectando la convivencia y seguridad ciudadana.

Empleaban a infante de 3 años, para ocultar estupefacientes.

Las labores de investigación también evidenciaron como dos integrantes de la banda: “El Chino” y “La Mona”, empleaban a su propia hija, una infanta de 3 años de edad, para ocultar las sustancias estupefacientes en sus prendas, utilizando una motocicleta para su distribución a domicilio en diferentes puntos del municipio, sin causar sospecha entre la comunidad y las autoridades.

Luego de recibir una llamada vía celular, con el lugar exacto de la entrega, fijaban la cantidad y precio del estupefaciente, los presuntos integrantes de la banda “Los Brujos”: alias “El Chino” y “La Mona”, abordaban una motocicleta, colocando a su hija en el medio, ocultando en sus prendas de vestir las sustancias.

Mototaxistas jíbaros.

Es importante destacar que algunos de los integrantes de “Los Brujos”, como alias “El Chino” y “El Cacho Biche”, se dedicaban al mototaxismo, para pasar desapercibidos y evadir los controles policiales.

No obstante, los seguimientos y la sagacidad de funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol – UBI Turbaco, quienes desplegaron labores como Agentes Encubiertos, permitió identificar a todos los integrantes de la banda, estableciendo como distribuían los estupefacientes y lograban recaudar el dinero producto de este tráfico ilegal.

Balance de la Operación.

El balance de la operación contra ´Los Brujos´, dejan como resultado la captura de ocho presuntos delincuentes por tráfico, fabricación y porte de sustancias estupefacientes, la inmovilización de dos motocicletas y la incautación de 300 gramos de marihuana, equivalentes a 500 dosis y 100 gramos de base de coca, cerca de 300 dosis, listas para ser comercializadas.

Además, se inmovilizaron dos motocicletas, marca Boxer Bajaj, color negro, de placas WKY 27C y BDM 74C.

DESPLIEGUE