La Policía Nacional de Colombia en una acción coordinada con la Fiscalía General de la Nación, el INVIMA y la Policía Fiscal y Aduanera, lograron identificar y desmantelar la organización criminal denominada “FARMACOSTAS”, liderada por Fernando Terán, alias “El Doctor”, dedicada a la venta, distribución, adulteración y falsificación de medicamentos de alto costo.

En un operativo sin precedente, donde participaron más de 500 efectivos de la Policía Fiscal y Aduanera, se efectuaron 15 registros y allanamientos en simultaneo en las ciudades de Bogotá, Barranquilla, Cartagena y Medellín, dando captura a veinte (20) personas señaladas de contrabando y falsificación de medicinas para enfermedades de alto costo y señaladas de distribuir medicamentos vencidos y adulterados a entidades hospitalarias (IPS, EPS y centros de salud) en todo el país.

Esta organización criminal, dedicada al contrabando, adulteración, almacenamiento, distribución, y comercialización de medicamentos de alto costo, creaban empresas fachadas distribuidoras de medicamentos con el fin de ser comercializados directamente con EPS, IPS, Hospitales y Clínicas. Las investigaciones determinaron que los medicamentos ingresados al país ilegalmente por vía terrestre (vehículos particulares o transporte público) desde Venezuela y Ecuador, se encontraban en su mayoría vencidos, en malas condiciones de conservación (cadenas de frio y/o refrigeración) que requiere la mayoría de estos fármacos.

Otro de los eslabones de esta cadena criminal, se dedicaban a modificar los empaques, adulterar las fechas de vencimiento, número de lote, y sellos de seguridad por el registro sanitario-INVIMA autorizado en Colombia, con el propósito de aparentar legalidad y similitud con los productos originales, de modo que facilitara su distribución en distintas ciudades del país. También, utilizaban los nombres de personas fallecidas y otras que simulaban enfermedades fatales, que contaban con régimen subsidiado (SISBEN), para reclamar los medicamentos directamente en las entidades de salud y posteriormente ingresarlo al mercado negro, comercializándolos nuevamente a las mismas entidades que lo entregaban, utilizando facturas falsas para generar el cobro al FOSYGA.

Los investigadores también establecieron la participación de directivos y funcionarios de las instituciones de salud, con el fin de facilitar el ingreso por canales no autorizados a los inventarios de las diferentes instituciones prestadoras de servicios integrales de salud, donde se realizaba la distribución de los medicamentos a precios más bajos que los laboratorios.

En el operativo se logró la aprehensión de 27.075 medicamentos, 7.684 dispositivos médicos, 76 productos alimenticios y 7.910 etiquetas. Los fármacos hallados son usados para el tratamiento de enfermedades como: Diabetes, Leucemia, Tratamientos psiquiátricos, Antihemofílicos, Tratamientos contra adicción a opioides como la morfina y la heroína, Antiplaquetarios, Tumores cerebrales, Cáncer Gástrico, Pulmón, Mama, Colon, Vesícula, Próstata y Testículos; así como Carcinomas, Linfomas, Sarcomas, Trombosis venosa, entre otras. De igual forma se estableció, que esta estructura comercializaba medicinas para neonatos como los surfactantes pulmonares, antivirales, antigripales, medicamentos abortivos, anestésicos y material profiláctico como suturas vencidas, tratamientos como mordedura de serpiente, escorpión, araña y preservativos traídos desde Venezuela.

Los capturados, fueron presentados en audiencia de control de garantías y la Fiscalía por los delitos:

  • Corrupción de alimentos y productos médicos (5 a 12 años, multa de 200 a 1.500 SMLMV)
  • Usurpación de derechos de propiedad industrial e imitación (2 a 4 años, multa de 20 a 200 SMLMV)
  • Simulación de alimentos, productos o sustancias.

Finaliza una investigación desarrollada por más dos años, que entrega como saldo 34 capturados, 54.844 unidades de medicamentos aprehendidos avaluados en $ 4.150.000.000 de pesos.

En lo corrido del año 2018, se han aprehendido 2’599.481 unidades de medicamentos evidenciando un aumento del 45% con respecto al 2017; el avalúo de estos fármacos asciende a más de $ 1.239 millones de pesos.