Después de toda una noche de descanso, llegó el momento de despertar y comenzar un nuevo día, para lo cual, el organismo precisa de nutrientes esenciales para recargar energías y rendir adecuadamente. A diferencia de lo que muchos creen, el desayuno es verdaderamente la comida más importante del día y, por ello, es contraproducente saltárselo.

Hay diversas razones por las que un desayuno equilibrado beneficia la salud. A continuación, podrás descubrirlas, así como cuáles son los mejores desayunos para empezar el día como es debido y por qué muchas empresas están comenzando a pedir desayunos delivery para sus empleados.

¿Por qué hay que desayunar?

En primer lugar, el desayuno suministra nutrientes al cerebro, permitiendo que este tenga la suficiente energía para llevar a cabo los proceso metabólicos y neuronales para que podamos estar alerta, atentos de todos los estímulos que nos rodean, y ágiles para responder de forma adaptativa al entorno.

De hecho, varios estudios han demostrado que:

  • Aquellos niños que consumen un desayuno equilibrado tienen un mejor rendimiento escolar.
  • Del mismo modo que los adultos que, al menos, beben un jugo antes de comenzar la jornada laboral, se sienten más despiertos y con un mejor desempeño en sus labores.

Esto se debe a que, durante las fases de sueño, los niveles metabólicos permanecen bajos, por lo que, al aportar hidratos de carbono en la mañana, el organismo los transforma en glucosa, activando nuevamente el metabolismo y produciendo esa sensación de activación.

Además, al proporcionar un estado de saciedad, disminuyen el apetito y las ganas de picotear entre horas, de modo que aquellas personas que desayunan tienen una menor probabilidad de desarrollar obesidad frente a aquellas que quizás evitan esta comida, precisamente, con el objetivo de restringir calorías.

Si no se desayuna, los niveles de azúcar en sangre permanecen bajos, lo cual se ha relacionado en muchos casos con la incidencia de hipoglicemia, peor salud dental y pérdida de masa muscular. En consecuencia, es afirmable la existencia de una correlación proporcionalmente directa entre desayunar y poseer un mejor estado de salud.

desayuno

¿Qué desayunar?

El desayuno ideal es aquel que aporta todos los nutrientes necesarios. Si bien no existe una receta perfecta para todo el mundo, hay una serie de factores a tener en cuenta:

  • El desayuno ha de ser lo más alcalino posible para facilitar la digestión, por ello es positivo consumir fruta entera o en jugo.
  • Hay que añadir carbohidratos complejos como sería el caso del pan integral, la avena o los cereales, ya que, como se dijo antes, son los encargados de dar energía al cuerpo.
  • Y no abstenerse de las proteínas, bien provengan de animales, como el tocino o los huevos, o bien sean de procedencia vegetal, como la chía, los frutos secos o la levadura nutricional.
  • Si tu cuerpo lo tolera, también es positivo aportar lácteos para garantizar la dosis de calcio necesaria, aunque en su defecto, las leches vegetales enriquecidas también son una buena alternativa.

Es probable que tras leer esto pienses “ya lo sabía”, y es que desde el colegio ya nos enseñan que hay que desayunar; sin embargo, al llegar a la edad adulta mucha gente deja de hacerlo por falta de tiempo o de motivación.

Para combatir esta costumbre, diversas empresas, con el fin de poner en marcha hábitos de vida saludable entre sus empleados, han comenzado la iniciativa de implantar un tiempo de desayuno en el que piden desayunos delivery saludables, de modo que se prescinde de bollería industrial y se evita que los trabajadores corten su jornada laboral cuando quieran para comer a deshoras.

Es aquí donde entra en juego la cadena freshii, la cual no sólo ofrece desayunos elaborados con productos 100% naturales, sino que, además, suponen una inversión desde el punto de vista de las empresas al lograr que sus empleados sean más productivos y felices.

Su carta explora toda clase de platos, desde el típico porridge, ensaladas de fruta, burritos, jugos y smoothies e incluso, para los amantes del café, café americano o latte orgánico.
Un ejemplo de desayuno saludable al estilo freshii sería:

  • Para personas que necesitan desayunar más ligero: Una ración de avena cocida acompañada de manzana verde, canela y nueces, y un jugo natural de mango.
  • Para personas cuyas actividades requieren un mayor consumo energético: Tortilla rellena con huevos revueltos, tocineta ahumada, tomate y queso cheddar, y un smoothie reactiivate.

Suena delicioso, pero sabe aún mejor y tu cuerpo lo agradecerá desde el primer día. En el caso de que tu empresa no se haya unido todavía a esta iniciativa, ¿por qué no comentárselo a tus compañeros y empezar vosotros mismos la tradición de pedir delivery un desayuno healthy una vez a la semana? De ese modo tendréis la oportunidad de comparar el antes y el después y experimentar los beneficios de un desayuno de calidad. Definitivamente repercutirá en su estado de humor y en su productividad.

Freshii, el sabor más natural.

Cadenas de comida rápida saludable como Freshii están encantadas de contribuir para que sus clientes lleven un estilo de vida más sano, y, lo mejor de todo, es que tú también puedes ser uno de ellos. Búscalos hoy mismo y realiza tu pedido a domicilio. Sus desayunos te gustarán tanto que no podrás evitar pedir uno cada día hasta haber probado toda la carta.

Súmate a la tendencia saludable y desayuna como es debido, notarás los beneficios desde el primer día, ¡come mejor, vive mejor!