El Parque Arqueológico de Pompeya informó hoy del hallazgo de un fresco del mito griego de Leda y el cisne descubierto entre las ruinas de este yacimiento situado frente al golfo de Nápoles (sur), reseña EFE.

Según la mitología, Leda, esposa de Tindareo de Esparta, paseaba junto al río Eurotas cuando fue seducida o violada -depende de las versiones- por un cisne, que resultó ser Zeus camuflado.

Leda puso entonces dos huevos, de los cuales nacieron cuatro hijos: los gemelos Cástor y Pólux, Helena -futura mujer de Menelao, rey de Esparta, y causante de la guerra de Troya- y Clitenmestra. Pero solo Helena y Pólux eran considerados hijos de Zeus y, por lo tanto, inmortales.

El fresco descubierto en Pompeya retrata el encuentro entre Leda y Zeus, en una “escena de gran sensualidad”, según señala el comunicado de prensa del parque arqueológico.

La pintura fue encontrada en el dormitorio de una casa en la calle del Vesuvio, mientras se llevaban a cabo “trabajos de remodelación de los frentes de excavación”, según explicó el director del parque arqueológico, Massimo Osanna, quien destacó que se trata de un hallazgo “único y excepcional”.

En el fresco, muy explícito y lleno de colores, se ve a Leda sentada con el cisne sobre su regazo pero con una mirada que parece dirigirse hacia los que en su día cruzaban la puerta para entrar en la habitación de esta casa de Pompeya.

“El retrato de Leda es extremadamente particular y diferente a todos los demás hallados hasta ahora en otras casas. Este mito nunca ha sido encontrado con esta iconografía tan sensual”, afirmó Osanna.

En la misma vivienda donde se ha descubierto el fresco ya fue hallada también una pintura de Príapo, una divinidad mitológica representada por un pequeño hombre dotado de un gran falo.

Tras el hallazgo, el Parque Arqueológico de Pompeya evaluará con los técnicos y la dirección general de arqueología la posibilidad de trasladar el fresco a un lugar donde “pueda protegerse y exponerse al público”.