La Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, capturó a 25 personas vinculadas a una estructura criminal que ingresaba al país dineros ilícitos para tratar de legalizarlos mediante lavado de activos.

Los uniformados realizaron labores investigativas en los departamentos de Risaralda, Tolima, Cundinamarca y Valle del Cauca. Las 25 personas capturadas en la segunda fase de la operación fueron puestas a disposición de la Fiscalía General de la Nación por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos. Durante los procedimientos se incautaron siete armas de fuego, siete vehículos, siete proveedores, 258 cartuchos calibre 9 milímetros, 29 celulares, 256 millones de pesos y 1.756 dólares.

Según la información recogida por las autoridades los capturados hacían parte de la red que buscaba ingresar al país dineros producto del narcotráfico en Estados Unidos, México, España, Guatemala y Costa Rica, ocultos en maletas de doble fondo y mediante consignaciones desde el exterior a través del sistema financiero o de empresas de giros internacionales. Estos dineros, que luego eran convertidos a pesos colombianos en casas de cambio, eran utilizados por narcotraficantes en Colombia para adquirir propiedades y otros bienes.

“Esta organización se especializaba en cambiar divisas internacionales en las casas de cambio de manera fraudulenta. Ellos movían aproximadamente mil millones de pesos a la semana”, dijo el director general de la Policía Nacional, Jorge Hernando Nieto Rojas.

Este resultado operativo de la fuerza pública se desprende de la investigación que en 2016 hizo posible las capturas de 52 personas en el marco de la ‘Operación Mar Azul’. En ese entonces se desarticuló una red dedicada al envío de estupefacientes desde la costa pacífica nariñense hacia países como México y Estados Unidos, la cual era liderada por un hombre conocido en el mundo del delito como ‘El Viejo’ o ‘El Chano’.

Este nuevo resultado hace parte de la consolidación del proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), “que busca entregarle al país policías más humanos, íntegros, disciplinados, innovadores y efectivos en su gestión; policías más cerca del ciudadano”, asegura la Policía.