El futbolista del Ajax de Ámsterdram Abdelhak Nouri despertó el pasado 5 de agosto de un coma en el que permanecía desde hacía 13 meses, informó este martes el medio deportivo t13.

El jugador de 21 años, que se encontraba en coma inducido desde julio de 2017, ha vuelto en sí y presenta mejoras neurológicas. Nouri arrastra graves daños cerebrales desde que sufrió un ataque al corazón durante un partido ante el Werder Bremen alemán. Tras recuperar la conciencia el jugador reconoció a su familia y se comunicó con ella.

A raíz del incidente, trascendió que la Federación de Fútbol de Países Bajos y el Ajax sabían que Nouri padecía una afección cardíaca preexistente desde 2014, algo que su familia afirma que no les dijeron. El club se ha responsabilizado por las lesiones del jugador.

“Su situación neuronal es mucho mejor que hace unos meses. Sin embargo, físicamente sigue siendo muy difícil. Su forma física va cada vez a peor porque no se mueve. Tiene que estar tumbado en la cama la mayoría del tiempo y no puede mover el cuerpo por sí mismo, sólo su cabeza”, destacó su hermano Abderrahim.

Hace unos meses el Ajax, a través de su director general, Edwin van der Sar, admitió haber proporcionado tratamiento médico ‘inadecuado’ al jugador, que sufrió daño cerebral “grave y permanente”.

“Reconocemos nuestra responsabilidad por las consecuencias de esto”, dijo Van der Sar en una conferencia de prensa. “Durante mucho tiempo estuvimos convencidos de que Abdelhak había recibido la mejor atención posible en el campo”.