El deseo de muchos colombianos se ha convertido en migrar a otros países, así lo demuestran las cifras de migración Colombia en las que se indica que emigraron 3.024.273 ciudadanos. Esto se ha motivado, no solo por la coyuntura política y económica con la subida del dólar y la inflación, sino también por asegurar sus patrimonios en lugares que tengan el alcance y la solidez de garantizar estabilidad económica, como mecanismo de protección.

De acuerdo con Susana Casas, Asociada de la firma Jiménez, Higuita, Rodríguez y Asociados “después de las elecciones se incrementó en un 50% las consultas sobre la posibilidad de trasladar patrimonios. Estas consultas se centraron en países como Canadá, España, México, Reino Unido y Estados Unidos, los cuales han firmado tratados y convenios en beneficio de patrimonios extranjeros”.

Según cifras del Gobierno canadiense entre 2007 y abril de 2021 alrededor de 92.000 latinos fueron admitidos como residentes permanentes, la mayoría provenientes de Brasil, Colombia, México y Venezuela. Múltiples razones han hecho que en la firma Jiménez, Higuita, Rodríguez y Asociados el 30% de las familias asesoradas busquen trasladar sus patrimonios a países como Canadá que resulta de los más atractivos por su estabilidad política y porque “tiene un TLC firmado con Colombia que cuenta con cláusulas de protección a la inversión extranjera y con el convenio de doble imputación para que se disminuyan o eliminen las tarifas de impuestos” asegura Casas. Con estos tratados, teniendo en cuenta ciertos requisitos, se protegen los patrimonios ante peligros o afectaciones.

Con 30% España también es otro de los países considerados para las familias colombianas que desean trasladar sus patrimonios, ya que cuentan con la facilidad de solicitar la nacionalidad sefardí y porque al igual que Canadá tiene convenio de doble imposición y es beneficioso para aliviar cargas en la tributación.

Estados Unidos también es un destino considerado que aunque no tenga los mismos beneficios de España y Canadá, cuenta con el TLC con cláusula de protección a la inversión. Este país tiene un porcentaje de familias interesadas del 30%, el 10% restante corresponde a grupos familiares que piensan organizar su patrimonio, pero en Colombia.

Esto ha resultado ser una solución para patrimonios familiares, pero para la asociada de la firma Jiménez, Higuita, Rodríguez y Asociados, Susana Casas “crear este tipo de estructuras en el exterior genera costos anuales y fijos, y no todos los patrimonios ameritan hacer esta inversión” incluso dependiendo a donde se vayan pueden terminar pagando muchos más impuestos, ya que ahora la norma tributaria es muy estricta.

Hay muchos aspectos que están en juego dentro de este tipo de decisiones, si está basado puramente en el aspecto tributario, no es viable. Esto resulta beneficioso en términos de tener protección, un salvavidas frente a riesgo país y para no tener todas las inversiones en Colombia; es clave contar con acompañamiento profesional para que la decisión de trasladar sus patrimonios tenga un estudio de riesgos, alternativas y así la decisión final resulte lo más beneficioso para usted y su familia.