Un hombre de 18 años ha sido detenido hoy en Dover, en el sureste de Inglaterra, en relación con la explosión se la víspera en la estación de metro Parsons Green, en el suroeste de Londres, informó Scotland Yard.

El sospechoso, detenido esta mañana por las fuerzas del orden del condado de Kent en el área portuaria de Dover, será llevado a una comisaría de Londres para ser interrogado.

El joven, cuya identidad o nacionalidad no han sido facilitadas, fue arrestado por un supuesto delito de terrorismo, según precisaron las fuerzas del orden.

“Hemos hecho un arresto significativo esta mañana. Si bien estamos satisfechos con el progreso conseguido, esta investigación continúa y la amenaza se mantiene en crítica (el nivel más alto)”, señaló hoy el subcomisario de Scotland Yard, Neil Basu.

“La población debe mantenerse alerta”, insistió Basu, y calificó la actual investigación sobre el ataque de ayer de “compleja”.

“Esta detención llevará a una mayor actividad por parte de nuestros agentes. Por razones de la investigación, no vamos a dar más detalles sobre el hombre arrestado”, agregó el subcomisario.

La Policía informó de que los agentes han podido hablar con 45 testigos de la explosión de ayer.

La estación de metro Parsons Green fue reabierta hoy tras la explosión en la que 29 pasajeros resultaron heridos.

Un artefacto de fabricación casera, contenido en un cubo blanco, explotó parcialmente en un tren de la línea District que se dirigía al centro de la capital británica a la hora punta de la mañana.

Los heridos recibieron atención médica en diversos hospitales de Londres, aunque ninguno revestía gravedad.

El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), aunque las fuerzas del orden aún no han indicado si esta organización pudo estar detrás del incidente del viernes.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció anoche la decisión de elevar a “crítico” el nivel de alerta terrorista, lo que significa que un atentado puede ser inminente.

Con el aumento de la alerta a “crítico”, soldados británicos prestarán ayuda a la Policía para reforzar la seguridad en puntos claves de Londres, como la red de transporte y los estadios de fútbol, ya que hoy habrá jornada de la Premiership inglesa.

El Estado Islámico asumió autoría del atentado

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió este viernes la autoría del atentado perpetrado en el metro de Londres con una bomba de fabricación casera que ha dejado al menos 29 personas heridas.

En un comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada, el EI aseguró que “un artefacto” explotó en el metro de Londres, concretamente en la estación Parsons Green, según el grupo radical.

La nota, que está firmada en Gran Bretaña, aduce que “solo con la ayuda de Dios, los soldados del califato lograron poner numerosos artefactos explosivos e hicieron explotar uno de ellos en un grupo de cruzados en la estación de metro Parsons Green”. Asimismo, amenazó a Reino Unido con que el “próximo” ataque que se lleve a cabo “va a ser peor con la decisión de Dios y gracias a Dios”.

Minutos antes, la agencia afín a los terroristas, Amaq, aseguró a través de un escueto comunicado por Telegram que “un destacamento del Estado Islámico” había perpetrado este atentado, el quinto cometido este año en territorio británico.

Los otros cuatro fueron: uno en marzo ante el Parlamento británico; otro en mayo en el estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, el de junio en el puente de Londres, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital.

El Reino Unido ha elevado a “crítico”, el más alto, el nivel de alerta terrorista, lo que significa que un atentado puede ser inminente, anunció hoy la primera ministra británica, Theresa May.

Según las fotos divulgadas por los medios, el artefacto estaba en un cubo blanco dentro de una bolsa de un supermercado y al parecer tenía un detonador pero no llegó a explotar en su totalidad, lo que ha hecho pensar a los expertos que el responsable tenía como objetivo provocar numerosas víctimas a la hora punta de la mañana.