El día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. En Colombia, es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras por parte, fundamentalmente, de sindicatos, federaciones y confederaciones, entre otros.

Los hechos que dieron lugar a esta celebración están contextualizados en los albores de la Revolución Industrial en los Estados Unidos. A finales del siglo XlX Chicago era la segunda ciudad en número de habitantes de Estados Unidos. Del Oeste y del Sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergaban a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes llegados de todo el mundo a lo largo del siglo XlX.

martires-de-chicago+1
Los “Mártires de Chicago”

Desde su establecimiento en la mayoría de países por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el primero de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo.

En Colombia solo hasta el primero de mayo de 1914, previa convocatoria de la Unión Obrera de Colombia, se realizó por primera vez en Bogotá la conmemoración de tan significativa fecha para los trabajadores de todo el mundo. El acto principal de este primer día del trabajo, fue un desfile desde la plaza de Bolívar hasta el barrio “La Perseverancia”, en el que se enarbolaron banderas blancas, mientras se entonaba el Himno Nacional. Una vez finalizado el desfile, se dio lugar al acto en el que se colocó la primera piedra de un monumento conmemorativo al trabajo.

Por: Luis Ángel Martínez Á.