Los ojos de la industria del fitness están puestos en Colombia. Desde hace varios meses la cadena de gimnasios más grande de Latinoamérica llegó al país, con una oferta de bajo costo y altísima calidad que ya cuenta con más de 22 sedes.

La compañía nació en 2009 en Brasil y está presente en seis países con más de 400 sedes y 1.400.000 usuarios. Llegó a Colombia el año pasado de la mano de un aliado local y ya completa 22 sedes con la proyección de abrir 34 en 2017. Con un crecimiento de 1.000 nuevas afiliaciones cada semana, Smart Fit está progresando rápidamente en el mercado local. Inició su operación en Medellín y hoy, 24 meses después, ha logrado inaugurar puntos en Montería, Bogotá, Cali, Cartagena, Palmira y Barranquilla.

Su objetivo ha sido democratizar el fitness de alta calidad a partir de tres pilares- calidad- accesibilidad e innovación. Cuentan con equipos de última generación y tienen como propósito llevar su propuesta de valor a sectores que anteriormente no podían acceder a un gimnasio de alta gama.

Smart Fit ofrece una experiencia fitness integral y multivalor (Cardio, fuerza, funcional, clases grupales, virtuales, smart shape, HIT, HIIT, entre otros), en sedes de gran formato y diseño vanguardista, con equipos de última tecnología, entrenadores certificados, servicios médico-deportivos y herramientas de acompañamiento innovadoras.

“Nuestra misión envuelve una labor social muy importante y es democratizar el fitness de alta calidad. Para esto, acompañamos a nuestro usuario durante su proceso con personal calificado y herramientas tecnológicas innovadoras. En menos de un año hemos logrado romper barreras y cambiar el pensamiento de que ir a un buen gimnasio es para muy pocos”. Afirmó Stefan Hofmann, gerente de Smart Fit en Colombia.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente