Hace 21 años, el 31 de agosto de 1997, fallecía la Princesa Diana de Gales en París. El Mercedes-Benz 600 en el cual viajaba a gran velocidad (iba entre 100 y 150 kmh, cuando en el túnel se debe viajar a 70 kmh) junto con su novio egipcio Dodi al-Fayed tenía un percance poco después de la medianoche; el vehículo chocaba violentamente contra una de las columnas divisorias del túnel del Puente de l’Almá (Pont de l’Alma), lo cual causaba la muerte en el acto de al-Fayed y del conductor, que iban sentados en el lado izquierdo, uno detrás del otro, mientras que Diana fallecía poco después en el Hospital Pitié-Salpetrière. Único superviviente era el guardaespaldas de al-Fayed, siendo el único de los cuatro que se había abrochado el cinturón de seguridad y que iba en el asiento anterior derecho, justo delante de la Princesa.

lady Diana

La muerte de Lady Di y Dodi al-Fayed fue denunciada por Mohammed al-Fayed – padre de Dodi y dueño, entonces, de la prestigiosa tienda Harrods en Lóndres – como un complot de alto nivel: supuestamente, los servicios secretos británicos orquestráron el trágico siniestro porque la familia real británica no veía con buenos ojos este romance, o su posibilidad de enlace oficial o, peor aún, futuros herederos islámico-británicos de la pareja.

Mohammed al-Fayed, empresario multimillonario, originario de la histórica Alejandría de Egipto, siempre insistió que su hijo y Lady Di fueron víctimas de un complot de los servicios secretos británicos M16. “Al final quiero que se haga justicia,” declaró al-Fayed a la prensa británica en vísperas de la investigación probatoria por la policía inglesa. “Estoy seguro de lo que pasó,” declaró en varias ocasiones “yo sé que fueron asesinados”.

Varias verificaciones judiciales se llevaron a cabo, tanto en Francia como en Inglaterra, y al final del todo nada se ha podido comprobar que soporte la tesis del accidente provocado o de alguna conspiración que siempre ha sostenido al-Fayed Senior.

lady Diana1

En realidad, los más probable fue que varios “paparazzi” persiguieron al Mercedes Benz que salió del Hotel Ritz e inició a rodar a gran velocidad hacia el apartamento de Dodi al-Fayed, cerca de la Torre Eiffel y que, para esquivar los vehículos y motos de los fotógrafos que les acechaban, ya dentro del túnel, posiblemente fastidiado o encandilado por lo flashes de varias cámaras, el chofer de al-Fayed cometió alguna maniobra brusca, perdió el control de la limusina y terminó por estrellarse contra la citada columna divisoria.

carro lady Diana

Además, el examen sanguíneo de Henri Paul, el conductor del Mercedes de al-Fayed, dió positivo en alcohol (tres veces más de lo permitido) como también en Aotal, un anti-depresivo que Paul tomaba desde que su mujer le había dejado.

Trágico e inesperado final de esta bella aristócrata de la casa Spencer que ya desde su sonado enlace matrimonial en 1981 con el Príncipe Cárlos, Príncipe de Gales y posible futuro Rey de Inglaterra, no auguraba bien. De hecho, muy pronto Diana se dió cuenta que su matrimonio no era un cuento de hadas

En una entrevista televisiva en 1995 declaró sin tapujos: “Éramos tres en este matrimonio (Lady Di, su esposo y Camilla Parker-Bowles, su amante desde antes del matrimonio con Diana y actual esposa de Cárlos), por lo que la princesa de Gales estaba harta. No era el típico proceder de una princesa inglesa que, por reglas de protocolo, siempre debe callar los secretos de palacio.

 James Hewitt y Enrique
El Mayor James Hewitt y Enrique, Príncipe de Gales

También añadió que había sufrido de depresión post-parto tras el nacimiento de William, su primogénito, y que había padecido de trastornos alimenticios, bulímia en concreto. Una confesión pública verdaderamente insólita para un personaje de su talla y por esa razón caló hondo en los afectos del público ingles e internacional.

Herida en su dignidad femenina también buscó cariño en los brazos de otros hombres. Carling, Gilby y el jefe de seguridad Mannakee fueron algunos de sus supuestos amantes pero quizás el más recordado sea el mayor del ejercito James Hewitt, su instructor de equitación, que Diana conoció en 1986, dos años antes del nacimiento de su segundo hijo Enrique, y del cual ella misma dijo “sí, le adoraba”. Algunos aseguran que él es el verdadero padre de Enrique y las fotos efectivamente arrojan un cierto parecido.

En 1995, ya oficialmente divorciada de Cárlos, Diana vivió una bella historia de amor con el cardiólogo cirujano pakistaní Hasnat Khan. Se conocieron en el hospital Royal Brompton y entre 1995 y mediados de ’97 mantuvieron una relación sentimental. Viajaron juntos a Pakistán, donde Diana conoció a la familia del médico, llegando a confiar a una amiga íntima que estaba “locamente enamorada” del cirujano al punto que consideraba casarse con él y, si fuera necesario, trasladarse a Pakistán.

lady diana5
Lady Diana y Dodi al-Fayed

De hecho, el último romance con Dodi al-Fayed en realidad fue muy corto y efímero, solo durò los meses del verano del ’97, como confirman las fotos públicas de la pareja en St Tropez, isla de Cerdeña y en Paris. Lo cual resta importancia a las numerosas declaraciones divulgadas por al-Fayed Senior que insistía en el gran amor que había florecido entre Diana y su hijo, un amor que en realidad nunca pudo llegar a darse a esos niveles; es más, algunos amigos de Diana opinan que su relación con Dodi al-Fayed fue más bien un flirteo veraniego, posiblemente para darle celos a Khan, porque su corazón aún seguía latiendo por el medico pakistaní al que Diana llamaba cariñosamente “Mister Wonderful” (Señor Maravilloso).

En una reciente entrevista el Doctor Khan confesó que él también estaba muy enamorado de la princesa; sin embargo “demasiadas cosas nos separaban… Si los niños hubieran sido mayores hubiera sido posible. Y quizás,” sugiere el cardiólogo “ahora pudiéramos estar juntos y compartir el sueño que teníamos de un hospital para niños pobres enfermos del corazón, que acabo de fundar en Pakistán”.

ladydiana6
Amiga de Gianni Versace, Elton John y otras celebridades, en sus breves 36 años de vida “Lady Di” también fue un icono estético, de princesa moderna, a la moda al mismo tiempo que informal

El corazón de la princesa quedó especialmente conmovido cuando conoció a Madre Teresa de Calcuta y, curiosamente, la monja quiso ir al entierro de Lady Di pero falleció el 05 de septiembre de 1997, el día antes del entierro de la Princesa, quien fue enterrada con el rosario que Madre Teresa le había regalado.

Lady Diana7 +1
La vena filantrópica de la princesa Diana se hizo palpable en varias causas humanitarias que ella quiso apoyar, como el proyecto anti-minas en Angola, proyectos anti-sida de la Cruz Roja, proyectos con niños enfermos y pobres en varios países (India, Pakistán, etc.).

En todo caso, quizás el legado más bello e importante que Diana dejó, fue el grande amor por sus dos hijos y la capacidad de combinar realeza con don de gentes. En todo lo que su especial estatus le permitió, ella buscó ser humana, real. Fue la primera princesa heredera que dió a luz en un hospital público, en lugar del palacio. Trató de mantener a sus hijos protegidos de los escándalos de corte pero no a coste de divertirse, también públicamente, con ellos.

lady diana8

El pasado mes de julio, en una entrevista con la televisión inglesa, los dos hermanos quisieron recordar a su madre. “Enrique y yo,” dijo William “deseamos celebrar su vida”. La recordaron como una mujer divertida y valiente, que a pesar de los problemas familiares, luchó por ser sí misma y mantener una sensibilidad caritativa con el prójimo.

“No hay un solo día,” aseguraba Enrique “en que Guillermo y yo deseamos que estuviera viva. Nos preguntamos qué clase de madre sería ahora, qué papel público tendría.” Ese es el loable legado que intentan y desean perpetuar de su madre, la Princesa “Lady Di”.

Por: Nereyda Guerrero De Manderioli
Nereyda-Guerrero-De-Manderioli-1.jpg