Dinosaurios podrían haber pastado hongos alucinógenos

221

DinosauriosUn nuevo estudio, liderado por la Universidad Estatal de Oregón, sugiere que millones de años antes de las drogas sintéticas, los dinosaurios comían hongos psicodélicos. Las pistas que muestran que los dinosaurios se drogaban vienen del primer fósil de ámbar jamás encontrado de cornezuelo (también conocido como ergot), un parásito del paso que puede tener efectos de envenenamiento y alteración mental en animales que lo mordisquean.

El cornezuelo fue el precursor del LSD (dietilamida de ácido lisérgico). Las personas que comían centeno u otros granos contaminados por ergot desarrollaban fuertes espasmos musculares y espasmos. El denominada ‘fuego de San Antonio’ hace referencia tanto al ergotismo como a la sensación de quemazón provocada en los vasos sanguíneos por el hongo.

Ahora, resulta que el cornezuelo ha plagado a los comedores de pasto desde la época en que los dinosaurios habitaban la Tierra. El trozo de ámbar de Myanmar encapsuló a un ergot, preservándolo en la punta de una espiga de 100 millones de años de antigüedad.

Existe evidencia que muestra que los pastos evolucionar en conjunto con los dinosaurios. El fósil sugiere que  los pastizales aparecieron cerca de 30 millones de años tras la extinción masiva que mato a los dinosaurios a finales del periodo Cretácico hace aproximadamente 65 millones de años. No obstante, a pesar de que los pastos no se esparcieron sino hasta después, muestras encontradas en excrementos de dinosaurios, y pistas en piezas de ámbar, muestran que los pastizales ya existían en el periodo Cretácico.

El descubrimiento dentro del ámbar indica que compuestos psicodélicos estaban presentes en el Cretáceo, y en caso de que los dinosaurios se alimentaran de pasto, debió de haber tenido un efecto sobre éstos.

Los resultados, publicados en el diario Paleodiversity, también hacen que los paleontólogos se replanteen el origen del ergot, que se pensaba en Sudamérica a finales del Cretácico, sin embargo el fósil de ámbar sugiere que el hongo ya existía en el Viejo Mundo cerca del periodo Jurásico.

 

Crédito de la imagen: Charles R Knight

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente