Director General de la IFC del Grupo del Banco Mundial se reúne en la planta de Alquería con productores de leche del país

La visita a la fábrica de Cajicá contó con Philippe Le Houérou, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de la IFC (Corporación Financiera Internacional - Miembro del Grupo del Banco Mundial); Irene Arias, Directora de IFC para América Latina y el Caribe; Juan Gonzalo Flores, Oficial Senior de Inversiones de IFC; y Carlos Enrique Cavelier Lozano, Coordinador de Sueños de Alquería.

190
Carlos Enrique Cavelier Lozano, Coordinador de Sueños de Alquería y Philippe Le Houérou, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de la IFC.

Con el propósito de robustecer el trabajo del sector lácteo y promover una cooperación constante para mejorar la calidad de vida de los productores de leche, Philippe Le Houérou, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de la IFC (Corporación Financiera Internacional, miembro del Grupo del Banco Mundial) visitó la planta de Alquería en Cajicá donde se reunió con un grupo de pequeños productores de la región y con el presidente de esta compañía, Carlos Enrique Cavelier Lozano.

En este espacio – donde también participaron Irene Arias, Directora de la IFC para Latino América y Juan Gonzalo Flores, Oficial Senior de Inversiones de IFC – los productores de Suesca agregados en la cooperativa Coagrolas y vinculados al acopio de leche de Alquería de Sesquile comentaron los avances que han tenido con la producción de leche, donde en muchos casos se pasó de obtener 400 litros a casi 3000 de este lácteo.

Como parte del programa de acompañamiento este grupo es apoyado con la implementación de tanques de frío. De esta manera cuentan con dos de ellos para conservar la leche y su acopio.

El IFC ha impulsado el modelo de negocio sostenible de Alquería desde 2009. La compañía proporciona ingresos estables para pequeños agricultores y asesoría para mejorar la calidad de su leche y aumentar la producción.

Para Gonzalo Amaya, productor de la región, estar asociado y ser parte de las capacitaciones generadas por la empresa privada significa un sustento para él y su familia. “Siento una mejor calidad de vida porque me permite manejar mi tiempo y tener la posibilidad económica para los estudios de mis hijos. Eso satisface mucho. Esto a raíz de la cooperativa porque tengo un manejo seguro para garantizar la producción de las vacas independientemente de la época del año”.

Para Alquería, tener un coequipero como el IFC es de gran importancia dado que es un respaldo para continuar apoyando con tecnología y mejoramiento para prácticas futuras a la competitividad agroindustrial.

“En Alquería estamos trabajando para generar oportunidades y ya estamos viendo los resultados con el aumento de producción de estos ganaderos para su sostenibilidad presente y futura, aumentando sus ingresos y generando tejido social”, señaló Carlos Enrique Cavelier Lozano, Coordinador de sueños de Alquería.

IFC como un órgano multilateral que trae capital al país cree en Colombia y en la industria nacional. El IFC ayuda a la internacionalización y con su apoyo a empresas como Alquería para generar más oportunidades de desarrollo y crecimiento en el campo.





Acerca de la IFC
La IFC, es un miembro del Grupo del Banco Mundial, es la institución global de desarrollo más grande que se dedica exclusivamente al sector privado en los países en desarrollo. Utilizamos y aprovechamos nuestros productos y servicios, así como productos y servicios de otras instituciones del Grupo del Banco Mundial, para proporcionar soluciones de desarrollo personalizadas para satisfacer las necesidades de los clientes. Aplicamos nuestros recursos financieros, experiencia técnica, experiencia global y pensamiento innovador para ayudar a nuestros socios a superar desafíos financieros, operativos y políticos. Para más información, visite www.ifc.org

Acerca de Alquería
Alquería es una compañía que nació desde hace más de 58 años bajo el lema “Una botella de leche, una botella de salud. Nace en Antioquia comprando sus primeros equipos en 1958 a la planta El Antojo localizada en Rionegro. Después se traslada Cajicá (Cundinamarca) e inicia su operación en 1959, llevando inicialmente al mercado la leche envasada en botellas de vidrio y distribuyéndola a domicilio principalmente en Bogotá. En 1963 tras la adquisición de maquinaria moderna, Alquería presenta al mercado el envase de cartón parafinado que revolucionó la forma de empacar leche en el país. Luego surgió la bolsa y garrafa plástica y en 1995 Alquería revoluciona la categoría de leche e innova de nuevo con la tecnología de larga vida en bolsa plástica y con un producto reconocido por el consumidor como el de mejor sabor.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente