El emocionante encuentro se vivió en el Dodger Stadium, donde la novena de Houston ganó 7-6,  los Astros ganaron de visitantes ante los Angeles Dodgers en extra innings, así se definió el segundo juego de la Serie Mundial de las Grandes Ligas.

El séptimo  Home Run de los ocho que se anotaron, lo bateó George Springeres, este le dio la victoria al  equipo Texano al impulsar una carrera en segunda base, hecho que se convirtió en una nueva marca mundial pues por primera vez se anota tal número de carreras en un partido por serie mundial.

Los Astros con su tradicional uniforme gris de visitante obtuvieron la victoria en el vibrante “derby de jonrones del Clásico de Otoño”, cómo lo denominaron los medios oficiales durante la transmisión del encuentro.