Drástica iniciativa del Presidente Santos busca reducir el homicidio en Colombia

209

El presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón; el vicepresidente, Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, y el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, reunidos en la Sala Estratégica de la Policía Nacional, presidieron el lanzamiento del nuevo Pacto Nacional por la Vida, una estrategia que compromete a los colombianos en el respeto por la vida y disminuir los índices de homicidio.

Al evento de la firma oficial del pacto asistieron también los ministros de Defensa, Interior, Justicia y Educación, los comandantes de las Fuerzas Militares y el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas, entre otros invitados. En su intervención. el Presidente destacó el avance en materia de seguridad y homicidios, que el año pasado cerró con una tasa de 24 por cada 100.000 habitantes, la más baja en los últimos 42 años ya que en lo que va del año, 667 municipios no registran asesinatos.

El primer mandatario explicó el Pacto Nacional por la Vida, conformado por cuatro ejes: inteligencia, fuerza, cultura y ciudadanía.

  • Inteligencia por la vida.
    Ocho grupos élite tienen la misión de contener el homicidio, mediante operaciones de inteligencia e investigación criminal en 60 municipios, que concentran el 56 por ciento de los casos, en el centro y sur de Colombia, el Pacífico sur, Chocó, la Costa Caribe, el Eje Cafetero, Antioquia y los Santanderes.
  • Fuerza por la vida.
    Se intensificarán acciones de control y disuasión de la fuerza pública, especialmente en 19 de las 60 zonas priorizadas, que fueron afectadas por el conflicto. Además, a través del ‘Plan Horus’, que se cumple desde el 2017, se establece control territorial en más de 57 municipios.
  • Cultura por la vida.
    Las oportunidades para la juventud desestimulan la deserción escolar y evitan que termine inmersa en delitos. Por ello, el Gobierno impulsa al menos 20 programas que benefician a 400.000 jóvenes.
  • Ciudadanía por la vida.
    La incentivación de la cultura de la denuncia, la alianza entre ciudadanía y autoridades y el fortalecimiento del Código Nacional de Policía y Convivencia hacen parte de este frente.