Ecopetrol activó el plan de contingencia en el oleoducto Caño Limón-Coveñas luego de un atentado contra este sistema de transporte a la altura del kilómetro 104 en jurisdicción de la vereda La Blanquita, municipio de Cubará, en Boyacá.

El hecho se registró la tarde del miércoles 24 de octubre y generó un cráter y afectación al tubo que originó el derrame de hidrocarburo por un canal natural.

La empresa instaló barreras de contención aguas arriba del canal natural del derrame y dos tanques portátiles de almacenamiento e inició anoche la extracción del crudo. Este jueves se realizará un sobrevuelo y continuará las actividades de limpieza y reparación.

La Empresa notificó a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de Cubará, Boyacá; y Arauca, Arauquita y Saravena, del departamento de Arauca, al igual que a la autoridad ambiental Corporinoquía.
En el momento del evento el oleoducto se encontraba fuera de operación y las válvulas cerradas.

La empresa rechaza estos actos violentos que no solo atentan contra la infraestructura petrolera, sino que impactan de manera negativa el medio ambiente y generan pérdidas para la región y el país.

Por: María Bernarda González Cabarcas
Comunicador Social
Maria Bernarda Gonzalez