Eder mete a Portugal en la historia (0-1)

301

PortugalFrancia entró al partido como un obús. Quiso resolver la final por la vía rápida, por la del KO. Metió mucha intensidad en sus acciones y acorraló a Portugal, que se sostuvo en pie porque en la portería estaba Rui Patricio. Los galos habían salido con el cuchillo entre los dientes y fruto de ese ímpetu Payet, en una acción que dará mucho que hablar porque no se señaló ni falta, cazó a Cristiano Ronaldo. Rodilla contra rodilla y el delantero del Madrid quedaba fuera de combate por la inesperada torsión. Lo intentó y lo intentaron pero la articulación protestaba en cada movimiento.

Sólo habían pasado 23 minutos y ya había sucedido casi todo. Menos el gol. Con la marcha de Cristiano Ronaldo y la entrada de Quaresma, el seleccionador modificó el dibujo y organizó a su equipo en un 4-1-4-1, disposición que terminó por ahogar a Francia hasta el descanso. La superioridad de los anfitriones se diluyó como un azucarillo y Portugal se estiró poniendo en algún aprieto a Lloris.

La impotencia de Cristiano Ronaldo

El partido quedó descafeinado por la lesión de CR. O quizás anestesiado por el tributo al mejor del rival. No hubo mucha modificación en el guión de la segunda parte. Francia siguió llevando la iniciativa y Portugal aplicó la terapia de la detrucción. Sissoko se multiplicó en las labores ofensivas pero ahí estaba Rui Patricio para mantener callado Saint Denis.

Con el baile de los cambios no varió el escenario. Gignac tuvo la mejor ocasión a dos minutos del final pero con su remate trompicado el balón se estrelló contra el palo. La prórroga era inevitable. Y ahí, en los terrenos del miedo Eder emergió para acabar con Francia de un furibundo zapatazo. Gol. Golazo para que Portugal entre en la historia y suceda a España en el trono europeo.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente