El Ejército de Estados Unidos (EE. UU.) construye la arma láser más poderosa del mundo hasta ahora, «un millón de veces más potente que cualquiera usada anteriormente».

El nuevo dispositivo es desarrollado con un tecnología que emite pulsos cortos e intermitentes, según revela New Scientist.

La intensión del ejercito estadounidense es crear un efecto de pulso electromagnético (EMP) usando el láser.

A la fecha, las armas láser existentes producen un rayo continuo que se mantiene en un objetivo, como un dron o un misil, hasta que se derrite.

La primera en su clase fue creada por la Marina de los EE. UU. en 2014, desde entonces ha recibido adaptaciones hasta el programa LWSD, un láser armado en un buque con el que llevó a cabo diferentes pruebas el pasado mes de mayo.