Estados Unidos anunció este viernes la suspensión de la emisión de visas en su embajada en La Habana así como la retirada del personal no esencial, como respuesta a los misteriosos ataques que han causado varios problemas de salud a una veintena de diplomáticos.

Adicionalmente, el gobierno emitirá una alerta recomendando a los estadounidenses no viajar a la isla debido a los ataques.

El Departamento de Estado anunció la suspensión de la tramitación de las visas “por tiempo indefinido” sin haber finalizado los detalles sobre cómo manejarán esta situación. Un funcionario de esa agencia dijo a reporteros el viernes que quizá los cubanos podrían solicitar visas en terceros países sin explicar cómo sería el procedimiento.

Una vocera del Departamento de Estado aclaró a el Nuevo Herald que el programa de reunificación familiar también sería afectado pues la expedición de todas las visas de inmigrante y no inmigrante serán suspendidas, lo que afectará a miles de cubanos y sus familiares en el sur de la Florida.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente