El pasado viernes se celebró en Mónaco la Gala de la IAAF, la Federación Internacional de Atletismo, que reconoce a los mejores atletas del año. Colombia estuvo representada en la élite del atletismo mundial con la asistencia del fondista Éider Arévalo, que se proclamó campeón de los 20 kilómetros marcha en el Mundial de Atletismo celebrado en Londres en el mes de agosto. El huilense asistió a la gala después de haber ganado una medalla de bronce en los XVIII Juegos Bolivarianos, que se acaban de clausurar en Santa Marta. Arévalo viajó el mismo día al Principado para poder asistir a la gran fiesta del atletismo.

El velocista jamaiquino Usain Bolt volvió a ser el gran protagonista de la ceremonia de la IAAF, pese a no lograr el principal galardón. Bolt, que ha ganado el premio de la IAAF a mejor deportista del año en seis ocasiones -2008, 09, 11, 12, 13 y 16-, en esta ocasión ha recibido el Premio del Presidente como forma de homenaje. El poseedor de los récords mundiales de 100 y 200 metros lisos, se retiró del atletismo profesional tras competir en el Mundial de Londres. No tuvo allí el final deseado, puesto que se tuvo que conformar con un bronce en la prueba de 100 metros y en la prueba por relevos 4x100m acabó retirándose cuando le quedaban 50 metros de recorrido, lo que causó que su equipo perdiese la carrera. Sin embargo, los méritos y el carisma de uno de los más grandes atletas de todos los tiempos, son difíciles de olvidar. Bolt está viviendo, por el momento, en una especie de vacaciones permanentes, aunque se le ha podido ver colaborar en proyectos de distinta índole, desde su asociación con PokerStars hasta la implantación de una cadena de comida jamaiquina en el Reino Unido.

El relevo como mejor atleta del año lo tomó Mutaz Essa Barshim. El saltador catarí fue elegido como el sobresaliente de 2017 en la categoría masculina, mientras que la combinera (prueba combinada) Nafissatou Thiam de Bélgica fue la mejor entre las mujeres. Barshim y Thiam se impusieron a los favoritos. Los premios de la Federación Internacional de Atletismo se conceden tras una serie de votaciones de los miembros del Consejo de la IAAF, profesionales del atletismo y aficionados de este deporte. Barshim quedó por delante del sudafricano Wayde Van Niekerk, que fue oro en Londres en los 400m, y del británico Mo Farah, oro en 10.000m y plata en 5.000m. El catarí fue oro en el Mundial de Londres, y con 2’43 metros es el mejor en salto de altura de la historia solo por detrás del cubano Javier Sotomayor. Thiam ya fue elegida el año pasado como figura emergente de 2016 en los Premios IAAF; la belga, que consiguió el oro en heptatlón tanto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro como en el Mundial de Atletismo de Londres, se impuso otras grandes atletas como la griega Ekaterini Stefanidi, oro mundial y olímpico en salto con pértiga, y la etíope Almaz Ayana, campeona en 10.000m.