El 40% de la población mundial esta afectada por la escasez de agua

248
escasez agua+1

Con motivo de la celebración del día mundial del agua: ¿podrán las soluciones sustentables basadas en la naturaleza, resolver la problemática del abastecimiento hídrico?

Esto demuestra que el estrés hídrico, es decir, la disminución de la cantidad de agua dulce, se está expandiendo a nivel mundial a un ritmo alarmante.

Se quiere hacer un llamado al cuidado y prevención de este preciado líquido, de acuerdo a la ONU la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, una cifra alarmante que probablemente crecerá con el aumento de las temperaturas globales producto del cambio climático.

Dia mundial agua

Cada 22 de marzo desde 1993, se celebra el día mundial del agua, un espacio en el que las Naciones Unidas toman la vocería para discutir cómo lograr la gestión sostenible de este recurso vital y escaso, el cual es el responsable de garantizar la salud y la supervivencia humana. El tema central de este año, será explorar las soluciones basadas en la naturaleza (SbN), una estrategia que pretende equilibrar el ciclo del agua y mitigar los efectos adversos generados por el cambio climático.

En el marco del día mundial del agua, los organismos operadores de agua potable y saneamiento toman protagonismo en el diseño y ejecución de planes sustentables que mitiguen la escasez del recurso, estimulen la eficiencia hídrica con la implementación de tecnología y contribuyan a recuperar los ecosistemas que intervienen en la producción del agua.

El aumento de la población, los cambios climáticos, la contaminación de las fuentes de agua, las alteraciones en los patrones de consumo, los daños al medio ambiente y el desarrollo económico, han puesto a la población mundial frente a la cruda realidad de la escasez de agua.

De acuerdo con cifras de las Naciones Unidas, “la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, una cifra alarmante que probablemente crecerá con el aumento de las temperaturas globales producto del cambio climático.”

Estas estadísticas revelan que el estrés hídrico, es decir, la disminución de la cantidad de agua dulce, se está expandiendo a nivel mundial a un ritmo alarmante.

El programa de la Naciones Unidas para el desarrollo reconoció la gravedad de ésta situación e instauró como uno de sus objetivos de desarrollo sostenible, el compromiso de velar por la gestión sostenible del recurso y el acceso universal al agua potable para toda la población en el 2030. Con este objetivo, se establece el derecho humano al recurso hídrico y se resalta la importancia de garantizar su suministro dentro de cualquier plan de desarrollo socioeconómico. Este preocupante panorama también plantea desafíos importantes para los operadores de suministro y gestión del agua, quienes deben asegurar el abastecimiento del recurso hídrico.

Con el objetivo de enfrentar esta situación y apoyar a las empresas de la industria del agua, las Naciones Unidas plantearán estrategias que se pueden adoptar con el propósito de alejarse del límite planetario de los recursos hídricos y volver a equilibrar el ciclo del agua, garantizar la salud y la supervivencia humana, así como mitigar los efectos desfavorables generados por el cambio climático.

Se le conoce como soluciones basadas en la naturaleza (SbN) a un nuevo concepto de acciones que utilizan las funciones de los ecosistemas para dar solución a problemáticas relacionadas con la preservación del medio ambiente, frente a los desafíos que supone el aumento en la demanda del agua y la disminución significativa del recurso durante este siglo. Algunas de las SbN más utilizadas son: plantar árboles, reconectar ríos con planicies aluviales, restaurar humedales, aprovechamiento de aguas de segundo uso, controlar fugas e inundaciones, entre otras. Tal vez las SbN no sean la respuesta definitiva, pero si ofrecen opciones innovadoras, amigables con el medio ambiente y rentables para quienes las implementen.

Las SbN proporcionan disponibilidad en el suministro de agua, a través del almacenamiento del recurso en humedales naturales y el mantenimiento de las aguas subterráneas, así como con la reducción de la contaminación de las fuentes de agua. La implementación de estas opciones crea la “Infraestructura Verde”, un sistema de alternativas basadas en la naturaleza que brindan beneficios para mejorar la calidad del recurso y gestionar riesgos, contrarrestando los cambios climáticos.

Erick Vivas, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la multinacional de tecnología OPEN, afirma que En esta lucha por restaurar el balance hídrico, los operadores no están solos. Varios proveedores de tecnología a nivel mundial están desarrollando soluciones que hagan posibles estas iniciativas (Smart Water por ejemplo) y que propicien modelos de negocio novedosos que generen nuevos ingresos destinados a la financiación de este tipo de programas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente