El “accidente real” más insólito: un guardia de Buckingham Palace casi le disparó a la Reina Isabel

287

La reina de Inglaterra Isabel II fue casi baleada por uno de sus guardias mientras daba un paseo nocturno por Buckingham Palace.

La anécdota la reportó el diario The Times, citando a un ex guardia de la casa real.

Según contó el hombre, el hecho ocurrió a las 3 de la mañana: el guardia estaba patrullando el perímetro del palacio real cuando vio una figura en la oscuridad.

“¿Quién es?”, gritó. Y -por su sorpresa- era la Reina. “¡Maldita sea!, su Majestad, casi le disparo”, soltó.

Cuando se dio cuenta de haberse pasado de la raya, el guardia ya esperaba una reprimenda. Pero la Reina contestó: “Está bien. La próxima vez voy a tocar antes el timbre así no tendrás que dispararme”.

La reina, que según dicen quienes la conocen bien, ama caminar por el palacio real durante la noche, había salido a tomar aire porque no podía dormir.

La soberana de 90 años, estuvo recientemente convaleciente de un “fuerte resfriado”, que le obligó a perderse la ceremonia de Navidad y de Año Nuevo, aunque sigue tratando los asuntos corrientes.

Este martes, decoró a un miembro de su staff como Teniente del Orden Real Victoriano y también envió un mensaje de condolencias al Presidente de Turquía, Recep Erdogan, tras el atentado en Estambul que dejó 39 muertos.