Los residentes de Los Ángeles estuvieron muy confundidos al ver lo que creían era un meteorito o una estrella fugaz.

En realidad, se trataba de un acróbata de Red Bull que dejó desconcertados a espectadores durante un salto base para celebrar la última superluna de 2019.

Los habitantes de la ciudad de Estados Unidos, se sorprendieron al ver lo que parecía un gran meteorito cruzando los cielos la noche del miércoles pasado, pero lo cierto es que se trataba de una increíble y arriesgada presentación.

Los protagonistas de la acción fueron los pilotos del traje de alas de la Fuerza Aérea Red Bull, quienes realizaron un espectacular truco a miles de metro de altura.

Dos acróbatas saltaron desde 4 mil pies utilizando trajes especiales y pirotecnia muy brillante, que iluminó el cielo nocturno, provocando un atractivo fenómeno que fue grabado por miles de celulares y compartido en las redes sociales.

Los acróbatas se movieron a más de 120 kilómetros por hora en el aire, por lo que fue fácil confundirlos con un meteorito ingresando a la Tierra.