La seguridad jurídica es un aspecto fundamental, no solo para cualquier empresa, sino también para los inversionistas extranjeros que quieran llegar a Colombia. Contar con adecuados métodos alternativos de solución de conflictos hace a los empresarios y al país más competitivo.

Por ello, la Cámara de Comercio de Bogotá, a través de su Centro de Arbitraje y Conciliación abre espacios de discusión e intercambio de experiencias sobre las tendencias internacionales del arbitraje en el IV Congreso de Arbitraje Nacional e Internacional que se llevará a cabo entre el 4 y el 6 de marzo en el Hotel Conrad de Cartagena. Allí, empresarios, abogados, árbitros y expertos de muchos países se reunirán para conocer las tendencias internacionales en resolución de conflictos así como las controversias más usuales.

Andres Jana Linetksy presidente del Grupo No. II de Trabajo de la Comisión de Naciones Unidas para el Desarrollo del Derecho Mercantil Internacional, Uncitral, será uno de los conferencistas que participará en el Congreso para hablar sobre la ley modelo sobre arbitraje acelerado de UNCITRAL, mecanismo que como su nombre lo indica, busca hacer el arbitraje más célere y efectivo.

Otro de los temas que se abordarán será la reforma al Estatuto Arbitral (Ley 1563 de 2012) que actualmente cursa en el Congreso. Este proyecto de Ley, en el que el CAC participó de manera activa, incluye numerosas propuestas que permitirán el crecimiento del arbitraje como mecanismo de solución de conflictos. El senador Germán Varón Cotrino, ponente del proyecto, participará en el panel.

Sectores más competitivos.

El dinamismo que ha registrado el turismo nacional, y la llegada de grandes cadenas hoteleras a Bogotá, plantea retos para la competitividad de esos sectores en razón a la posible conflictividad que puede presentarse. En estos casos, el arbitraje juega un papel fundamental.

Igualmente, sucede con las grandes superficies y con sectores donde se requieren grandes inversiones como el transporte masivo para el caso de Metro y Transmilenio; el farmacéutico; los de telecomunicaciones con los tratados internacionales e hidrocarburos, más aún ante la coyuntura del fracking.

Inversión extranjera en Bogotá.

Teniendo en cuenta que el arbitraje es una herramienta de competitividad, los inversionistas extranjeros tienen en cuenta la presencia de esta clase de métodos para solucionar conflictos al momento de definir donde radicarse.

Según análisis del desempeño de la economía de Bogotá y la Región durante 2019, este es el destino más atractivo para la inversión extranjera directa en Colombia. El año anterior, en la región se localizaron 1.583 empresas con capital extranjero y, de ellas, 32 con negocios globales.

Entre enero y septiembre de 2019, Bogotá-región recibió más de US$22.200 millones de inversión extranjera, 21% más que en igual período de 2018. Los servicios son el principal destino de la inversión extranjera directa: corporativos (22.4%), Software y servicios TI (15.7%), comunicaciones (7.5%) y comercio (5.2%).