El Banco Agrario se conecta con Skype para llegar a donde nadie más llega

233
  • A través de esta herramienta el “banco de los campesinos” conecta sus 749 oficinas localizadas en 728 municipios de Colombia como un esfuerzo para acortar las distancias.

Durante los últimos 17 años, el Banco Agrario de Colombia ha sido conocido como ‘el banco de los campesinos’, y por ser la entidad que llega a los lugares más apartados del país.

Uno de estos lugares es el municipio de Guapi, ubicado al suroccidente del departamento del Cauca bordeando la vertiente del Pacífico colombiano a orillas del río Guapi. A 40 minutos de Timbiquí (Cauca) y una hora de El Charco (Nariño) por tierra, este municipio de más de 30 mil habitantes, es el punto de conexión con la Isla Gorgona, territorio que por varios años en la segunda mitad del siglo XX, fue una prisión de máxima seguridad y hoy es una de las 26 reservas naturales con vocación ecoturística de Colombia.

Para ir a Guapi desde Bogotá, primero hay que llegar a Buenaventura desde Cali o Popayán y de ahí emprender un trayecto de cuatro horas por lancha o de aproximadamente 13 horas por barco. Allí, en la carrera 2 con 5, se encuentra ubicada una oficina del Banco Agrario de Colombia, donde dos cajeros, dos asesoras comerciales y dos de microfinanzas, un director y una persona encargada del aseo y cafetería, conforman la única entidad bancaria en el municipio. Sin embargo, a pesar de los 479 kilómetros que los dista del centro del país, los funcionarios del Banco Agrario en Guapi nunca habían estado tan conectados con la operación principal de la Entidad en la capital colombiana como hoy.

Teniendo en cuenta la dificultad para llegar a esta zona y lo lejana que parece para los habitantes de las grandes ciudades del país, es clave entender cómo el hecho de que una entidad como el Banco Agrario que le apuesta al agro y a la tecnología es fundamental para el desarrollo no solo de este municipio, sino también el de la región.  “Para nosotros ha sido una gran bendición que a través de Skype Empresarial podamos tener más contacto con nuestros jefes y el área de soporte. Es muy valioso poder interactuar con compañeros de otras oficinas, resolver inquietudes, darnos cuenta de que tenemos las mismas dudas, enriquecernos con los aportes de los demás y verlos al mismo tiempo.” asegura Sugey Ocoró Perlaza, directora integral de la oficina del Banco Agrario en Guapi, quien trabaja en la entidad desde septiembre de 2015. Además, agrega: “nosotros ya pudimos vivir la gratificante experiencia de tener capacitaciones en las que se conecta una gran cantidad de funcionarios y mientras vamos escuchando, vamos viendo a través de pantalla compartida el paso a paso de los temas”.

Asimismo, Sugey cuenta que antes de implementar esta herramienta debía comunicarse con otras oficinas del Banco Agrario vía telefónica, lo cual dificultaba más los procesos internos y externos. “Anteriormente era muy difícil obtener la información y lograr que alguien nos pudiera explicar las cosas. A veces, incluso, teníamos que hacer nuestras propias interpretaciones en las que en algunas ocasiones acertábamos y en otras no; entonces eso nos generaba muchos errores operativos”, dice Sugey. “Una vez estábamos muy asustados con la entrega inmediata de unas tarjetas débito. Ya habíamos vivido la experiencia de comunicarnos con la Mesa de Servicio por teléfono, un poco a ciegas, para buscar asesoría sobre temas que eran nuevos para nosotros. Pensábamos que entregar ese producto iba a ser, como se dice, algo del otro mundo. Sin embargo, nos pudimos conectar con la oficina central a través de Skype Empresarial para que nos asesoraran y logramos solucionarlo. La interacción visual que nos permitió esta herramienta facilitó las cosas para que no lo viéramos difícil”.

Si bien en el pasado sus clientes se mostraban escépticos respecto a la implementación de Skype Empresarial, las ventajas de este sistema de telecomunicaciones se han visto reflejadas en una asesoría más integral, inmediata y satisfactoria para ellos. Incluso ahora, en las calles de Guapi, se habla de cómo el Banco Agrario les ha permitido a sus funcionarios tener un contacto más directo con asesores ubicados en otras partes de Colombia, lo que a su vez redunda en un mejor servicio para los clientes de la entidad.“Ésta ha sido definitivamente una experiencia de acercamiento a la tecnología hasta para los clientes. Eso hace que ellos quieran conocer más e ingresar a la plataforma del Banco”, complementa Sugey.

Al igual que Sugey, Mirna Bustillo, gerente de la Regional Costa del Banco Agrario, piensa que esa experiencia de acercamiento, ese “tú a tú” con los demás funcionarios, sin importar su rango o ubicación, hace que la comunicación, así como la calidad del soporte y la información, sean mucho mejores.

“Ha sido una experiencia absolutamente gratificante. El hecho de poder interactuar de una forma más personal y cálida con nuestra gente hace que Skype Empresarial sea una herramienta exitosa, especialmente si se tiene en cuenta la dispersión geográfica tan grande que tenemos aquí”, expresa Mirna, quien desde Barranquilla responde por la operación de 79 oficinas ubicadas a lo largo y ancho de la costa norte. “Recientemente decidí hacer el lanzamiento de un nuevo producto de nuestro Portafolio a través de Skype. El éxito fue rotundo. Quedé muy contenta porque sentí que me había reunido con los 79 directores y los 250 asesores de la regional aquí en mi oficina. No valía la pena que esta información se enviara fríamente por correo electrónico o se dejara colgada en la Intranet”, complementa Mirna.

Bien sea para que los gerentes zonales transmitan sus estrategias de venta de productos a las oficinas que tienen a cargo o para resolver las dudas de los clientes y conocer los lugares donde se encuentran ubicados a kilómetros de distancia, el Banco Agrario ha integrado las videoconferencias por Skype Empresarial al ADN de sus comunicaciones. La idea de utilizar esta plataforma como un medio para conectar las 749 oficinas del Banco Agrario, distribuidas en todo el país, nació como una solución del área de Tecnología para suplir la necesidad de aumentar el número de participantes en las teleconferencias y de acortar distancias entre los lugares a los que incluso solo se puede llegar físicamente en lancha, mula o helicóptero.

Con siete años de trabajo en el departamento de Tecnología del Banco Agrario, Andrés Mauricio Serrano, profesional senior de la Gerencia de Infraestructura de TIC, ha sido testigo de este apasionante proceso de modernización en la entidad que le apunta a la reducción de costos, al aumento de la productividad y a la movilidad. “Todo comenzó cuando utilizábamos WebEx como un sistema de comunicación para los comités directivos que solo nos permitía tener hasta 200 licencias; es decir que no todos los colaboradores del banco podían acceder. Adicionalmente, los capacitadores debían trasladarse a las oficinas regionales y uno como citadino no se alcanza a imaginar los riesgos que esto puede implicar”, señala Serrano, quien ha liderado este proyecto de conectividad desde que empezó hace dos años. “Usar Skype Empresarial genera mucha más unidad, colaboración, sentido de pertenencia y sensación de cercanía. Además, reduce costos de transporte y capacitaciones”.

Por su parte, César Cruz, vicepresidente de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Banco Agrario, dice estar convencido de que la transformación tecnológica es un componente estratégico del negocio de la entidad y está mejorando la calidad de vida tanto de sus colaboradores como de sus clientes, particularmente si se tiene en cuenta la cobertura geográfica. “Estamos llevando al banco al último nivel de la tecnología, a la implementación de tabletas, portátiles ultralivianos, entre otros, todo enfocado en la movilidad de la gente. Queremos hacer el Banco Agrario más moderno y más móvil, especialmente más móvil”, explica el ejecutivo, poniendo como ejemplo el encuentro mensual que tienen los colaboradores con el presidente del Banco por Skype Empresarial. “Estamos generando una dinámica de inclusión entre los colaboradores; ahora ellos pueden hablar directamente con el Presidente, preguntarle, chatear con él. Ha sido tal el éxito que hemos tenido hasta mil conexiones provenientes de todas las regiones de Colombia”.

Por su parte, Marco Casarín, gerente general de Microsoft Colombia, comenta quela transformación digital invita a que las empresas replanteen por la manera en que operan en el mundo moderno. Esto significa transformar los procesos operativos para mejorar la eficiencia y los ahorros de costos, así como para conocer mejor a los clientes, tomar decisiones oportunas con la información adecuada, acelerar los mecanismos de comercialización y diferenciarse de los demás. Un modelo de comunicaciones moderno implementa soluciones tecnológicas que unifican voz, correo electrónico, mensajes instantáneos y videoconferencias, permitiendo a una organización de cualquier tipo remplazar sistemas tradicionales telefónicos y de correo de voz”.

Es así como, soportado por la tecnología, ‘el banco que llega a donde nadie más llega’ fortalece su arquitectura tecnológica para reducir costos, mejorar tiempos de respuesta y, sobre todo, apalancar su estrategia de expansión e inclusión financiera en zonas rurales del país de cara al posconflicto.

Partiendo de la base de que el 60 por ciento de la población rural nunca ha tenido acceso al sistema financiero formal y la bancarización del sector rural en Colombia es de alrededor del 40 por ciento, la entidad observa una gran oportunidad de convertir al productor en un empresario del campo, independientemente de que sea grande, mediano o pequeño.

El Banco Agrario abrió sus puertas el 28 de junio de 1999, con el objetivo principal de prestar servicios bancarios al sector rural, dándole así continuidad al trabajo que venía haciendo la desaparecida Caja Agraria. Hoy, siendo el único banco público que queda y con presencia en todo el territorio nacional a través de sus 749 oficinas y sus 5.958 Corresponsales Bancarios, el Banco Agrario continúa sus planes de fortalecer su estructura tecnológica, no solo con Skype, sino migrando todo su sistema de comunicaciones unificadas a la nube de Microsoft, con el que le apuesta a la institucionalización del teletrabajo en la organización. 

Entonces el reto es grande. “En cinco años sueño con que generemos esos ecosistemas para que los funcionarios del Banco Agrario y nuestros clientes campesinos se empiecen a apropiar de la tecnología. En eso hemos venido trabajando y así seguiremos. Después de todo, parte de lo bonito de trabajar en esta organización es la oportunidad de conocer el verdadero país que tenemos, donde están los campesinos”, concluye César Cruz, vicepresidente de TIC.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente