El Brexit podría golpear fuerte a un tesoro británico: La Liga Premier

Los principales clubes de fútbol británico expresaron preocupación por la salida de zona Euro.

151

Un día después de que Gran Bretaña activara el Articulo 50, la cuenta regresiva de dos años para su salida de la Unión Europea, se exhortó a los líderes políticos a proteger una de sus exportaciones más populares: la Premier League y sus jugadores importados.

Los propietarios y ejecutivos de clubes, que se encontraban en Londres para una reunión regular, expresaron su preocupación el jueves por las potenciales consecuencias del Brexit para la cosmopolita competencia de futbol, la más rica y seguida del mundo.

Los clubes armados con ingresos de televisión record, desde gigantes como el Manchester United y el Chelsea hasta el Stoke City y el West Ham, han podido comprar talentos en todo el mundo. Las listas están llenas de titulares de pasaportes de la Unión Europea que actualmente son libres de vivir y trabajar en el Reino Unido. Lo que ocurra después de que la salida se formalice no está claro.

“La conclusión es que la Premier League es la liga más grande que el mundo haya conocido”, dijo David Gold, presidente y copropietario del West Ham. “¿Por qué lo reprimirías? ¿Por qué quieres que cambie? Es una gran publicidad. La Premier League va por todo el mundo y se está expandiendo”.

Gold sugirió que el gobierno del Reino Unido adopte medidas especiales para que los equipos puedan continuar con los mejores deportistas.

En los últimos años, el gobierno ha llevado a los líderes de la liga a misiones comerciales en ultramar. Los derechos de televisión extranjeros y nacionales por un valor de 8.000 millones de libras esterlinas (US$9.980 millones) superan con creces la cantidad alcanzada por las competencias rivales.

Las negociaciones de la primera ministra Theresa May con los líderes de la UE afectarán la vida de millones de europeos que viven en el Reino Unido, y los sectores de la banca, la salud y los hoteles también enfrentan una tensa espera para obtener claridad.

“Soy pesimista de irme”, dijo el presidente del Stoke City, Peter Coates. “Nada ha cambiado mi opinión. Es de esperar que el fútbol encuentre una forma de cuidarse a sí mismo cuando finalmente suceda – cuando sea que ocurra. Eso podría ser en años más”.

Coates dijo que espera que el gobierno conceda exenciones de visado a los jugadores de la Premier League, ofreciéndoles un trato especial debido a sus altos niveles de habilidad. “Pero tenemos que esperar y ver”, dijo. “No lo sabemos. Y puedo decirle que la primera ministra no lo sabe, el tipo que lo dirige, David Davis, no lo sabe”.

La liga ha tenido discusiones preliminares con el gobierno sobre los posibles efectos del Brexit. Un portavoz del Departamento de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte no pudo comentar de inmediato. Los clubes ya están sintiendo los efectos de la decisión de Gran Bretaña de poner fin a su alianza de décadas con sus vecinos europeos.

La libra se ha desplomado frente al euro y al dólar estadounidense, haciendo que los reclutas extranjeros sean más caros. Algunos de esos costos se ven atenuados por el hecho de que los ingresos por televisión extranjeros se reciben en dólares.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente