El chavismo, conmocionado ante el huracán de firmas contra Maduro

178

Henrique CaprilesLas malas noticias se acumulan en contra de la revolución bolivariana, que vive hoy el peor momento de su historia, sólo superado por el golpe de estado que derribó a Hugo Chávez durante dos días en 2002. Al huracán de firmas que está recogiendo la oposición con la intención de revocar de Nicolás Maduro se le ha unido en las últimas horas un durísimo comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana. En paralelo continúan las protestas, incluso con saqueos de establecimientos comerciales o camiones, en contra de los apagones eléctricos en varios puntos del país.

“Nunca antes habíamos sufrido los venezolanos la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud, junto con otros males como el recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad”, señalaron los obispos en su comunicado.

Las colas para firmar el revocatorio contra el “hijo de Chávez” cumplen su segunda jornada, cuando las estimaciones más moderadas calculan que el miércoles ya recogieron tres veces más de las necesarias para el tortuoso camino que ha diseñado el Consejo Nacional Electoral (CNE) antes de la celebración del referéndum. “Debo reconocer el poder de organización del pueblo”, se congratuló Enrique Márquez, vicepresidente de la Asamblea tras confirmar que en un solo día se habían recogido más de 600.000 rúbricas cuando sólo son necesarias 200.000.

La cúpula parlamentaria participó en la jornada de recolección de firmas, incluso su presidente, Henry Ramos Allup, la calificó de “tremendo éxito”. Más tarde, el grupo parlamentario de la Unidad Democrática aprobó la censura del ministro de Alimentación, el militar Rodolfo Marco Torres, por primera vez en 16 años de revolución.

La dirigencia opositora también anunció una jornada de protestas para mañana viernes frente a las sedes de Corpoelec, el ente eléctrico estatal, superado por el programa de racionamiento de cuatro horas diarias en casi todo el país menos Caracas.

¿Y el chavismo? La revolución ha reaccionado ante el huracán opositor como si fuera un boxeador balbuceante tras un golpe al hígado que le deja sin oxígeno. “No estamos mamando gallo aquí”, destacó Diosdado Cabello, líder militar de la revolución, quien también tiene programa propio de televisión, “Con el mazo dando”. “Ahora viene la validación de esas firmas, porque aquí no nos vamos a calar firmas planas como las de 2002. Exigimos que sean revisadas una a una”, anunció el expresidente de la Asamblea y ahora diputado, aunque acuda en contadas ocasiones al Parlamento.

Es evidente que el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumplirá estrictamente las órdenes revolucionarias, pese a los titubeos que también ha mostrado Nicolás Maduro en las últimas horas. “Nada de lo que se está haciendo tiene viabilidad política, estaré aquí por lo menos hasta 2018”, vaticinó.

El primer mandatario aprovechó una de sus muchas intervenciones televisivas para recordar la famosa Lista Tascón, el documento donde figuraban las miles y miles de personas que firmaron contra Chávez en el revocatorio de 2004. “La gente no le tiene miedo a una lista, le tiene miedo a que Maduro siga mandando”, contraatacó Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Unidad Democrática.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente