Un antiguo estudiante de Ingeniería de Albany (Oregón, EE.UU.) de 30 años y de nacionalidad china se declaró culpable este miércoles de haber estafado a Apple cerca de un millón de dólares. El método consistía en reclamar el remplazo por garantía de teléfonos iPhone falsos contrabandeados desde Hong Kong, China, comunicó el Departamento de Justicia de EE.UU.

Entre los años 2016 y 2018, Quan Jiang, el imputado, recibía envíos regulares del país asiático que contenían entre 20 y 30 dispositivos Apple falsificados. Luego, utilizando nombres falsos, entregaba esos aparatos al servicio técnico de la compañía mediante reclamación por garantía para luego enviar los originales de Apple, obtenidos a cambio de los anteriores, a sus cómplices en China para su posterior reventa a un precio cercano a los 600 dólares.

El hombre llegó a reclamar a Apple el remplazo de más de 3.000 unidades, informa The Washington Post, precisando que el fabricante rechazó 1.576 de esas solicitudes y aceptó 1.493 de ellas.

En el 2017, la empresa comenzó a sospechar, de modo que uno de sus representantes legales envió una orden de ‘cese y desista’ a una dirección indicada por Jiang en 150 ocasiones en que reclamó la garantía.

De acuerdo con la investigación, el éxito del esquema fraudulento consistió en el hecho de que los supuestos iPhone entregados por Jiang no se encendían, por lo cual el personal técnico le entregaba el remplazo sin poder revisar inmediatamente los aparatos recibidos.

De este modo, el acusado ocasionó pérdidas a la compañía por una suma de 895.000 dólares. Ahora, el hombre se enfrenta a una pena de hasta 10 años de cárcel y una multa de 2 millones de dólares.

La sentencia será dictada el próximo 28 de agosto. Mientras tanto, como parte del acuerdo de culpabilidad, Jiang accedió resarcir a la compañía con 200.000 dólares.