Así es la fuga de combustible, alimentos, efectivo y oro desde Venezuela. Miles de productos son trasladados hacia el vecino país en complicidad de la “gloriosa” Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el cuerpo de seguridad más corrupto y represor de la nación.

En un vídeo se observa cómo un camión con pimpinas de gasolina pasa sin problemas por el punto de control “El Rabito”, en la troncal del Caribe, sentido Maracaibo-Colombia. Esto se repite a diario gracias a la corrupción de los funcionarios militares de frontera, quienes reciben grandes sumas de dinero por permitir el paso de contrabandistas.

Así es la fuga de combustible, alimentos, efectivo y oro desde Venezuela. Miles de productos son trasladados hacia el vecino país en complicidad de la gloriosa Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el cuerpo de seguridad más corrupto y represor de la nación. . En el video se observa cómo un camión con pimpinas de gasolina pasa sin problemas por el punto de control “El Rabito”, en la troncal del Caribe, sentido Maracaibo-Colombia. Esto se repite a diario gracias a la corrupción de los funcionarios militares de frontera, quienes reciben grandes sumas de dinero por permitir el paso de contrabandistas. . Una vez que el combustible y demás productos llegan a Cúcuta, los bachaqueros y contrabandistas reciben pagos exclusivamente en efectivo, que luego llevan a las casas de cambio para concretar la conversión ilegal de la moneda venezolana. . Pero eso no es todo, los bolívares en efectivo son vendidos al 135% por encima de su valor real; es decir, por cada 100 mil Bs. que llega a una casa de cambio en Cúcuta, 235 mil son depositados en las cuentas personales de estos contrabandistas (mulas de efectivo). . Los precios de los productos y servicios en Colombia son tan altos, que los comerciantes pueden darse el lujo de comprar el bolívar por más del doble de su precio, para luego comprar con ese efectivo, el combustible y demás productos sustraídos por la frontera. . Por ejemplo, un litro de gasolina en Colombia tiene un costo de 0,67$, mientras en Venezuela cuesta 0,03$. Es decir, en Colombia la gasolina es aproximadamente un 2300% más cara que en nuestro país. . El desarrollo del mercado cambiario en Cúcuta se ha acelerado en los últimos 15 años gracias a la fuerte distorsión existente en Venezuela entre el dólar y la moneda local. Largas colas se registran durante la madrugada en las casas de cambio de esa ciudad, las cuales se han multiplicado al punto de llenar cuadras enteras. . La falta de control de ambos gobiernos ha generado el desarrollo del financiamiento del narcotráfico, contrabando y lavado de dinero, bajo la mirada complaciente del gobierno venezolano con la protección y amparo del gobierno colombiano. Fuente @megatubazos

Una publicación compartida por Los Benjamins (@losbenjamins_ve) el

La falta de control de ambos gobiernos ha generado el desarrollo del financiamiento del narcotráfico, contrabando y lavado de dinero, bajo la mirada complaciente del gobierno venezolano con la protección y amparo del gobierno colombiano.

Una vez que el combustible y demás productos llegan a Cúcuta, los bachaqueros y contrabandistas reciben pagos exclusivamente en efectivo, que luego llevan a las casas de cambio para concretar la conversión ilegal de la moneda venezolana.

Pero eso no es todo, los bolívares en efectivo son vendidos al 135% por encima de su valor real; es decir, por cada 100 mil Bs. que llega a una casa de cambio en Cúcuta, 235 mil son depositados en las cuentas personales de estos contrabandistas (mulas de efectivo).

Los precios de los productos y servicios en Colombia son tan altos, que los comerciantes pueden darse el lujo de comprar el bolívar por más del doble de su precio, para luego comprar con ese efectivo, el combustible y demás productos sustraídos por la frontera.

Por ejemplo, un litro de gasolina en Colombia tiene un costo de 0,67$, mientras en “Venezuela” cuesta 0,03$. Es decir, en Colombia la gasolina es aproximadamente un 2300% más cara que en nuestro país.

El desarrollo del mercado cambiario en Cúcuta se ha acelerado en los últimos 15 años gracias a la fuerte distorsión existente en Venezuela entre el dólar y la moneda local. Largas colas se registran durante la madrugada en las casas de cambio de esa ciudad, las cuales se han multiplicado al punto de llenar cuadras enteras.

Con información Los Benjamins


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente