El derechista Mario Abdo Benítez, del gobernante partido Colorado, perteneciente a una familia vinculada con la dictadura de Alfredo Stroessner, ganó este domingo la presidencia de Paraguay, anunció el Tribunal Electoral.

“El presidente de la república es Mario Abdo Benítez”, declaró el jefe del Tribunal Electoral, Jaime Bestard, al explicar que “con 96% de la transmisión de resultados, tenemos una diferencia marcada que según todos nuestros estudios y nuestras mediciones es absolutamente irreversible”, reseñó AFP.

Abdo Benítez obtuvo 46,49% de los votos, frente a 42,72% del liberal Efraín Alegre, quien postuló por una coalición de centro izquierda.

Minutos después del anuncio, el candidato perdedor, el liberal Efraín Alegre, agradeció el apoyo a los paraguayos y a su equipo de campaña. Pero advirtió que su equipo verificará las actas electorales, pues también está en disputa el nuevo Congreso y los gobernadores de los 17 departamentos.

“Nosotros aceptamos que son resultados preliminares que le dan 3 puntos de ventaja a Mario Abdo”, dijo a la prensa a las puertas de su casa en Asunción. “Creemos que el cambio en Paraguay es irreversible, más temprano que tarde”, señaló.