Sin dejar de sorprender, el dólar paralelo rompió una nueva barrera tras ubicarse en 8.104,71 bolívares por dólar, situación ocurrida pese a las subastas que ha realizado el nuevo sistema de divisas Dicom.

Desde que comenzó a operar, el mercado negro de dólares  ha aumentado aceleradamente. En la última subasta que quedó con una tasa de 200 bolívares por dólar y un despacho de 26,8 millones de dólares, volvió a devaluar el ya pulverizado “bolívar fuerte”, la moneda local. El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, tiene una explicación. “¿Qué pasó con el paralelo? El BCV le dio bolos a Pdvsa, éste pagó un 1/3 de esto a contratistas y éstos se voltearon a comprar dólares en un mercado tan atomizado como el mercado cambiario no oficial, una presión así de demanda de dólares, dispara el precio. No es descabellado que el paralelo ceda un poco, pero estructuralmente no hay elementos para pensar que la tendencia al alza se detenga”.

Cuando Maduro tomó el poder en 2013, luego del fallecimiento de Hugo Chávez Frías, el paralelo se ubicaba en 33 bolívares, con un salario mínimo de 2,457 bolívares mensual. Esa vez el Ejecutivo prometió “torcer” el cuello a dicho mercado. En 2014, año donde ocurrieron las primeras e intensas protestas en su contra, y aparecieron las colas por comida, el paralelo tenía un precio de 72 bolívares, mientras los venezolanos percibían de un mínimo de 4,251 bolívares.

En 2015, alcanza una nueva meta dejando boquiabierto al país, 481 bolívares por dólares, con un salario mínimo en 6.746 bolívares mensuales. Un año después, supera la barrera de los mil bolívares, exactamente en 1,055 bolívares con un sueldo de 15,051 bolívares.  En sí, el Gobierno de Nicolás Maduro el dólar paralelo ha aumentado 24.457 (Veinticuatro mil cuatrocientos cincuenta y siete) %.