¿El desayuno en verdad es el alimento más importante del día?

332

Si no acostumbras desayunar, probablemente haz escuchado que deberías de hacerlo.  Los doctores y nutriólogos concuerdan, desayunar, te da la energía que necesitas para comenzar el día.

Saltarte esa comida conlleva a comer de más y malas decisiones alimenticias durante el resto del día, lo cual puede derivar en un aumento de peso y un declive general de la salud. Sin el desayuno, también se retarda el proceso cognitivo, la persona se encuentra letárgica y cada vez más hambrienta durante la mañana, y para la hora del almuerzo está lista para ingerir opciones de comida poco saludables.

Sin embargo, muchas personas se saltan el desayuno a diario, algunas simplemente no sienten hambre por las mañanas, otras prefieren dormir más tiempo y otras intentan reducir su ingesta calórica.

Algunos estudios han respaldado a quienes ayunan por las mañanas, incluyendo uno realizado en un grupo de estudiantes universitarios que consumían 400 calorías menos al día al omitir el desayuno. (fuente: Levitsky) Otras investigaciones han intentado descifrar si saltarse la primer comida del día deriva en un mayor consumo calórico durante el resto del día, con resultados inconclusos. (fuente: McCory)  Y otros estudios descubrieron que el desayuno tiene sus beneficios, incluyendo una reducción en el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y padecimiento cardiovasculares. (fuentes: Mekary, Cahill)

Los distintos estudios fueron realizados con una amplia variedad de grupos muestra y métodos, lo cual podría ser una razón de los distintos resultados. Otro factor podría ser que desayunar tiene un significado diferente para cada persona. Algunos comen al momento en que se levantan y algunos toman un refrigerio a media mañana. Pero, ¿importa cuándo comemos o cómo le llamemos? Los autores del estudio de diabetes descubrieron que no existe una diferencia: comer un bocadillo en la mañana tiene los mismos beneficios que desayunar. (víaMekary)

No obstante, existen dos cuestiones en la que hay un acuerdo universal. Quizás no exista una conclusión definitiva en cuanto a los beneficios del desayuno en adulto, pero es esencial para los niños. Y no todos los desayunos son creados de la misma forman. Un tazón de cereal y una dona con un jugo no aportará los mismo beneficios que un desayuno con un alto contenido de proteínas y fibras.

Carbohidratos simples en conjunto con azúcar pueden brindar una breve periodo de energía, pero no harán mucho más por ti. La proteína aporta energía a largo plazo, es esencial para mantener músculos y huesos sanos y ayuda a mejorar el sistema inmunitario. La fibra reduce el colesterol, regula los niveles de sangre, te ayuda a sentirte satisfecho  y promueve la digestión.