Los asistentes a la ceremonia de investidura del ya presidente de Estados Unidos Donald Trump se burlan en las redes de la mirada de desaprobación que la contrincante del magnate en el camino hacia la Casa Blanca, Hillary Clinton, lanzó a su marido cuando este se distrajo, según parece, con algo que no fue del agrado de Hillary.

Algunos usuarios creen que el motivo de la mirada asesina de Hillary a su marido se debe a que en ese momento Bill, que se mordía el labio inferior, estaba ‘repasando’ a la hija de Donald Trump, Ivanka.

“Encuentra a alguien que te mire de la misma manera en que Bill Clinton mira a Ivanka Trump”, ha bromeado un usuario. A su vez, ‘The Sun’ ha sugerido que la mirada de Bill estaba clavada en la nueva primera dama, Melania Trump.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente