Annette Cabelli, de 94 años, reveló para el portal El Confidente cómo sobrevivió al campo de concentración de Auschwitz en la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

“El de arriba no hizo nada por nosotros. Mi mamá creía en Dios, pero al llegar a Auschwitz el primer día, supe que no podía existir”, dijo.

En este contexto, confesó que llegó al campo con su madre, pero que una prima la sacó con ayuda de un soldado y no volvió a saber de su madre, pero tuvo que quedarse sola para superar las condiciones a las que fue sometida.

“No tenía tiempo para llorar, tenía que sobrevivir”, agregó.

Igualmente, contó que “se colaba” en las cocinas de los alemanes para conseguir algo de comida y no morir de hambre porque no les daban comida y esto generó que dejara a un lado el miedo a que la mataran.

“Me colaba para coger varios trozos de pan. Cuando volvía, repartía un poco”, manifestó.

Además, declaró que se dedicó a retirar cadáveres de los barracones de un hospital y que tuvo una “suerte única” que le permitió sobrevivir a esta guerra.

“Los alemanes venían al hospital y decían: tú, tú y tú, venid conmigo. No tenía esperanza. Todos sabíamos que tarde o temprano íbamos a morir”, destacó.

Por último, afirmó que caminó “descalza, sin ropa y en invierno” a las afueras de Rusia, donde tuvo que inventar que era ciudadana francesa para que pudiera pasar a París.

“Hay libros, hay historias… No se puede contar todo lo que pasó. Cada persona tiene su relato único. ¡La película está aquí!”, concluyó.

Redacción El Sol con información de El Confidencial.