A vísperas del encuentro entre el rayo Vallecano y el Real Madrid por la jornada 13 de la liga Santander, recordamos el fichaje frustrado del colombiano Radamel Falcao García al Real Madrid.

Radamel Falcao quien en el año 2013 estaba en unos de sus mejores momentos de la mano del atlético de Madrid, registraba cifras impresionantes, lo cual era un aliciente atractivo para el Real Madrid, equipo que se lanzó a la carga por el colombiano.

El técnico  de ese entonces era el italiano Carlo Ancelotti, quien fue el que declinó el fichaje del colombiano, aún cuando el mismo florentino Pérez fue quien lanzó la propuesta.

La razón del Italiano se basó en la defensa del francés Karim Benzema quien era el titular indiscutido en ese entonces, Ancelotti para evitar problemas en el vestuario y no complicarle la titularidad al francés, pidió la contratación de un delantero centro discreto que no tuviera problemas con ser relegado al banquillo: el Chicharito Hernández.

Luego de ese fichaje frustrado, el colombiano ficharía por el Mónaco de Francia, equipo que desembolsó una cifra que rondaría los 45 millones de euros. En Mónaco Falcao jugaría una cifra de 140 partidos, marcando 83 goles.

La última visita del ‘tigre’ al Santiago Bernabéu

Si bien, Radamel Falcao ha tenido varios encuentros contra el conjunto merengue, el último encuentro en el Santiago Bernabéu está lleno de buenos recuerdos, puesto que  en su última visita el 17 de mayo del 2013 conquistó la copa del rey con el atlético de Madrid.

De los cuatro partidos que Falcao ha disputado contra el Real Madrid, perdió tres y solo ganó uno que fue el que les dio el título de la copa del rey. En ese partido Falcao jugó los 90 minutos y aunque no pudo marcar, tuvo una actuación destacada.

Los goles de su equipo estuvieron a cargo de Diego costa y el brasileño Joao Miranda.

Falcao y el rayo vallecano

Desde su llegada al humilde equipo madrileño, la Falcao- manía no ha dejado de sonar en las calles de Vallecas. Las camisetas con el curioso dorsal número ‘3’ en conmemoración a su padre que era defensor, se vendieron en las primeras horas desde su arribo a la ciudad de Madrid.

En otra época cualquier partido contra el Real Madrid estuviera enfocado en la manera de no encajar demasiados goles, pero en este caso la afición de Vallecas se ilusiona con un tigre que anda en racha y se le nota en buena forma.