Un sentimiento de cautela prevaleció hoy en los mercados financieros internacionales, motivado por el estrechamiento del margen de intención de voto en el promedio de las encuestas, para las elecciones presidenciales de la semana entrante en los Estados Unidos, que puntea la candidata demócrata, Hillary Clinton, luego de que se revelara el resultado de un sondeo de opinión de ABC News y el Washington Post, favorable por un punto a su contendiente republicano, Donald Trump (45% contra 46%, respectivamente).

La inquietud de los inversionistas sobre una eventual victoria del candidato republicano se manifestó en un incremento de 12% diario índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago (VIX). Su mayor aversión al riesgo inclinó sus preferencias lejos de los activos más riesgosos, como las acciones, motivo por el cual se redujeron los índices de las principales bolsas alrededor del mundo, incluidas muchas de los mercados emergentes.

La mayor demanda por los activos seguros valorizó el oro y el CHF. Sin embargo, los bonos del tesoro estadounidense a diez años se desvalorizaron, por una menor demanda, como precaución ante las pérdidas que podrían sufrir, debido a un inminente alza de la meta de la tasa de interés sobre los fondos federales de la Reserva Federal, en los Estados Unidos, antes de finalizar el año, o incluso en la reunión del Comité de Operaciones de Mercado Abierto, que comenzó hoy y terminará mañana.

La probabilidad asignada por los operadores del mercado a que el alza ocurra en diciembre aumentó a 73%, según los futuros de esa tasa compilados por Bloomberg. Como consecuencia de la desvalorización de los bonos a diez años, la curva de rendimientos de los Estados Unidos se empinó.

Como efecto del temor a los efectos que un triunfo cada vez menos improbable del candidato republicano podría tener sobre el comercio mundial y la actividad económica en los Estados Unidos, por las propuestas proteccionistas que hizo durante la campaña, de revisar algunos tratados comerciales, desconocer otros e incluso retirar a los Estados Unidos de la Organización Mundial de Comercio, el dólar se debilitó frente a las divisas de otros países avanzados, mientras que las monedas de muchas economías emergentes se depreciaron

La ola de pesimismo en los mercados también arrastró a la baja el precio del petróleo, afectado además por las dudas sobre la voluntad de los miembros de la Opep y otros países productores no miembros para llevar a cabo un recorte de la producción que contribuya a disminuir el exceso de oferta y ayude a estabilizar el mercado. En el caso del Brent, el precio (US$48,21 por barril) disminuyó 0,8% diario.

Como consecuencia de la aversión internacional al riesgo y del menor precio del petróleo, el peso se debilitó frente al dólar. De tal manera, el precio del dólar hoy se transó en promedio a $3.026,88 en el mercado interbancario colombiano, lo cual representó una depreciación diaria de 0,9% (o $28,05) de la moneda nacional.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente