¿El estrés realmente saca canas?

383

Las canas durante mucho tiempo se ha asociado con el exceso de estrés y el envejecimiento, pero ¿de verdad estos factores pueden cambiar el color de nuestro cabello.

La respuesta es un poco complicada. Mientras que el estrés sin duda puede hacer una marca física en nuestros cuerpos, cuando se trata de envejecimiento, los científicos aún averiguan cuál es su causa, y la investigación asegura que existen muchos factores que influyen en la cantidad de canas en la parte superior de tu cabeza.

Nuestro cabello obtiene su color de células conocidas como melanocitos, que se suman a las hebras de pigmento siendo empujadas hacia arriba a través del cuero cabelludo por órganos minúsculos conocidos como folículos pilosos. Lo que sucede cuando envejecemos es que los melanocitos se debilitan y mueren, lo que significa que nuestros pelo ya no recibe el mismo “trabajo de pintura”.

Este daño se denomina estrés oxidativo, y ocurre en todas las células de nuestro cuerpo como una parte natural del proceso de envejecimiento, no a causa de la tensión.

Cuando nuestros cuerpos envejecen y ya no pueden combatir determinados tipos de moléculas dañinas tan eficazmente como lo hacen en nuestros 20 y 30 años, el estrés oxidativo entra en acción, y nuestro cabello puede mostrar los efectos.

Y mientras que ataques severos de estrés se han conectado al estrés oxidativo en el pasado, la evidencia de un vínculo no es particularmente fuerte, así que probablemente las situaciones más estresantes no causarán directamente en cambio de color en tu cabellera.

“El estrés causa la pérdida del cabello,” afirmó Miri Seiberg del Instituto Mundial de Dermatología en la Florida.

Por otra parte este año, los científicos en el Reino Unido identificaron un gen llamado IRF4 que está vinculado a la canas, lo asegura que algunos de nosotros estamos más predispuestos a tener el pelo gris que otros. Pero el equipo hizo hincapié en que hay una serie de otros factores ambientales involucrados.

Esos factores incluyen el tabaquismo, la exposición a la contaminación del aire, y una mala alimentación. Y es probablemente una buena idea es relajarse demasiado … por si acaso.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente