El éxito de un tratamiento médico depende de los medicamentos

  • Los medicamentos tienen como objetivo de curar o tratar una enfermedad especifica.
  • Antes de usar algún medicamento es necesario tomar ciertas precauciones con el fin de evitar efectos negativos en el proceso de recuperación.
  • Este artículo se realizó con la asesoría de Fernando González, químico farmacéutico de la Organización Sanitas Internacional.

491

Hoy en día muchas personas no toman las precauciones adecuadas a la hora de comprar los medicamentos que son esenciales para lograr el éxito de los tratamientos clínicos. Por esta razón es importante tener ciertas recomendaciones al momento de adquirir y consumir un medicamento.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que todos los medicamentos deben estar avalados por el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima. Los fabricantes de los medicamentos deben cumplir con una serie de requerimientos para contar con esta aprobación; primero deben entregar una serie de soportes que incluyen evaluaciones químicas y físicas del producto de acuerdo a los estándares internacionales de referencia. Adicional a esto deben presentar los artes del producto las cuales deben cumplir con una serie de exigencias que garanticen el medicamento.

Para el químico farmacéutico Fernando González, quien pertenece a la Organización Sanitas Internacional, esta información es clave al momento de adquirir los medicamentos ya sean de venta libre o con formula médica. “De acuerdo con el informe de la Organización Mundial de la Salud reveló que entre el 10 y el 30% de los medicamentos que se comercializan son falsificados”.

Por esta razón, a continuación se presentan las siguientes recomendaciones para tener en cuenta a la hora de adquirir los medicamentos para curar o tratar una enfermedad:

  1. Compre los medicamentos en farmacias de confianza o que estén legalmente establecidas

Todos los distribuidores de medicamentos deben contar con un permiso especial otorgado por la Secretaria de Salud Regional.

  1. Verifique el estado de las cajas y envases

Todos los medicamentos, sin excepción, deben tener envases donde sea vea su fecha de vigencia, los sellos de seguridad en las tapas de frascos y cajas deben estar en buen estado sin alteraciones, el aluminio que recubre las tabletas debe ser uniforme en su superficie y los frascos e inhaladores no deben tener golpes ni rayones.

  1. Revise la información de los envases

Todos los empaques de los medicamentos deben tener en sus empaques deben tener la siguiente información: Nombre genérico y comercial de las medicinas, forma farmacéutica (si es tableta, grageas, solución inyectable, aerosol, etc.), concentración, nombre del laboratorio, contenido del medicamento, modo de empleo, precauciones o contraindicaciones, condiciones de almacenamiento, número del registro del Invima y código de barras.

  1. Número de lote y fecha de vencimiento

El número del lote es asignado por el fabricante del medicamento el cual le permite realizar el monitoreo del proceso de fabricación y comercialización. La fecha de vencimiento indica el día, mes y año máximo en que se puede consumir el medicamento sin que se presente algún problema para la salud.

  1. Condiciones de almacenamiento

Es importante revisar esta información con el fin de asegurar que las moléculas del medicamento conserven sus características físicas y químicas hasta la fecha de vencimiento. Por ningún motivo, los medicamentos deben estar expuestos al sol o a temperaturas mayores a 30 ° centígrados para que no sufran ninguna alteración. Por otro lado, algunos medicamentos deben permanecer refrigerados (2 a 8° centígrados) como sucede con la insulina.

  1. Descripción de condición de venta

Las condiciones de venta de los medicamentos son reglamentados por la legislación como medicinas de venta libre o sin formula médica, medicamentos esenciales o con formula médica y medicinas de control especial. Los dos últimos deben ser vendidos o entregados con formula prescrita por un médico.

  1. Prescripción

A la hora de comprar o reclamar el medicamento, no permita que se le cambie su fórmula médica. En muchos lugares pretenden vender medicinas con algún componente parecido al de su receta, antes de tomar cualquier decisión es importante que la consulte con su médico de confianza o quien le está recetando los medicamentos.