Restaurante Bar El Muelle - Cartagena de Indias
Inicio Actualidad Deporte El fútbol chino está alejando a los jugadores de la Selección

El fútbol chino está alejando a los jugadores de la Selección

298
Roger Martínez“Quiero irme de Racing, sea a donde sea”, dijo Roger Martínez. Pues ese “a donde sea” se le hizo realidad.

El Jiangsu Suning se lo llevará para China a cambio de por 8.9 millones de euros, dejándole a Racing el 15 por ciento de una venta futura.

Negocio redondo para La Academia. ¿Lo es también para el jugador?

Económicamente, sí. No hay duda. Se ganará un dineral y asegurará su futuro y el de las próximas tres generaciones, pero la transferencia -a priori- no es favorable en la parte deportiva porque se trata de un mercado emergente que no ofrece ninguna figuración y visibilidad a nivel mundial. En otras palabras, llegar a Asia es desaparecer del mapa futbolístico internacional, con las consecuencias que eso conlleva.

Una de ellas es el alejamiento de la Selección Colombia,como le sucedió a Macnelly cuando se fue para Arabia antes del Mundial de Brasil (quedó afuera de la lista de 23) o como sucede con Jackson Martínez y Fredy Guarín, quienes no volvieron a ser convocados por Pékerman.

¿LA LIGA CHINA PERJUDICA A LA SELECCIÓN?

José Pékerman explicó alguna vez la dificultad de convocar jugadores que actúen en China o en países lejanos por temas logísticos, refiriéndose al desgaste físico, la diferencia horaria, los viajes largos y la coordinación de los vuelos.

Pero más allá de eso, es evidente que la exigencia futbolística de la liga china no es la misma que la de una europea e incluso que la de Latinoamérica.

Roger, como pasó con Guarín (Inter) y Jackson (Atlético), seguramente firmará con su millonario traspaso la salida de la selección mayor, con la que debutó con buen suceso en la Copa Centenario. Eso sin mencionar que ‘El Piscis’ Restrepo lo tenía como uno de los atacantes fijos para los Juegos Olímpicos de Río, y él se bajó del avión un día antes de que el DT anunciara la lista.

Es que si Guarín y Jackson se fueron para China y no volvieron a la Selección, ¿cómo recibiría el país que Pékerman llame a Roger y no los convoque a ellos sabiendo que juegan en la misma liga y tienen más historia en La Tricolor?

Conclusión: uno más que la Superliga China le arrebata a la Selección.

¿POR QUÉ LYON NO?

Roger Martínez ha recibido críticas por “su decisión” de irse para China, cuando estaba la posibilidad de ir al Olympique de Lyon, un equipo grande de Francia que jugará la Champions.

El Lyon hizo dos ofertas y Racing las rechazó. Y aquí es donde hay que preguntarse qué tanta responsabilidad tuvo Roger en la transferencia más allá de su preferencia, cuando Racing -que era el dueño de sus derechos económicos- pedía sí o sí más de 8 millones y cuando por debajo de los traspasos se manejan muchos intereses económicos y personales, como las comisiones y la presión de dirigentes y empresarios.

Basta con recordar aquella foto de Jackson Martínez firmando su salida del Atlético que generó tantas reacciones y transmitía un sentimiento de impotencia ante una situación que no dependía de él y no reflejaba su deseo.

En últimas la decisión la toman los equipos, los agentes y los dueños de los equipos. Porque, como dijo hace poco Reinaldo Rueda, “los jugadores son de los representantes y de los que tengan la plata para comprarlos”.

Claro que eso no siempre aplica. Falcao García y Cristian Zapata revelaron hace poco que recibieron ofertas para ir a China pero que esa posibilidad no era viable en la actualidad.

“Yo no iba a salir desesperadamente para China. Recibí dos ofertas, pero acepté el desafío de quedarme en Europa para luchar y pelear hasta el final”, dijo Radamel.

“A mí también me ofrecieron ir a la China, pero no acepté. Respeto a todos los que se fueron para allá, pero en este momento de mi carrera no figura la idea de irme para allá”,comentó Cristian.

¿ESCALA PARA LLEGAR A ITALIA?

El Jiangsu Suning, el nuevo equipo Roger Martínez, es propiedad de Erick Thohir, el empresario indonesio que también tiene un importante paquete accionario en el Inter de Milán.

Acá surgen dos inquietudes. La primera si eso abre la puerta de una posible llegada a Italia.¿Será un trampolín para aterrizar en la Serie A?

Y la segunda tiene que ver con la “invasión” de los magnates asiáticos y árabes en varios clubes de Europa (como el París Saint -propiedad del catarí Nasser Ghanim Al-Khelaïfi-, el Manchester City -propiedad del jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan- o el Valencia -propiedad del singapurense Peter Lim Eng Hock), lo que confirma que la frontera está abierta para cualquier negocio o traspaso.

Todos los caminos conducen a Oriente.