El fútbol femenino fue el gran ganador en el 2016

La creación de la Liga profesional, grandes actuaciones de las 'nuestras' en el mundo, los aspectos.

632

El fútbol femenino en Colombia fue el gran ganador en el 2016. Los éxitos y triunfos le sonrieron en el año que termina. Destacadas actuaciones de las jugadoras ‘cafeteras’ en Estados Unidos, otras incursionaron en el balompié de Europa, una nueva participación en los Juegos Olímpicos y la creación de la Liga profesional, son algunos de los ítems para recalcar.

Jugadoras como Natalia Gaitán, capitana de la ‘tricolor’, se ha desempeñado de buena forma en el Valencia, en la Primera División del fútbol de España. La bogotana es habitual titular en el equipo y de a poco, con sus actuaciones y liderazgo dentro de la cancha, se ha ganado el respeto de sus compañeras, cuerpo técnico y afición.

Otra que se destacó en el 2016 y que dio bastante de qué hablar por su fichaje fue Daniela Montoya. La volante, de 26 años, fue contratada por Levante, también club de la A femenina en la ‘madre patria’.

Hasta el momento, ha participado de varios encuentros y su equipo se ubica en el tercer lugar del campeonato con 35 puntos, los mismos del Barcelona femenino y uno menos que el Atlético de Madrid.

En Estados Unidos, la que tuvo un buen desempeño fue Tatiana Ariza, quien en el The Houston Aces, de la Women’s Premier Soccer League, es habitual inicialista. Su hermana, Natalia, también milita en la misma escuadra. Las ‘cafeteras’ escriben su propia historia en las distintas ligas del planeta.

En la parte colectiva, en cuanto al combinado nacional de este género, las ‘superpoderosas’ volvieron a participar en unos Juegos Olímpicos: los de Río de Janeiro. Un logro más, pues eran las segundas olimpiadas de forma consecutiva a la que asistieron, tras Londres-2012.

Aunque no pasaron de la primera fase en el certamen, dejaron una grata impresión de fútbol y ganas de progresar en este deporte, que en la rama femenil ha sido bastante luchado y peleado, a pesar de las dificultades que han existido ya que no contaban con una Liga profesional, patrocinios, sueldos, entre muchos aspectos.

Y es que la lucha de tantos años, quejas y reclamos para que tuvieran las misma oportunidad laboral que los hombres, dio sus frutos en el 2016. La creación de la Liga, sin duda, es un plus de mucha satisfacción para estas guerreras en el 2017.

Incluso, muchas se han atrevido a decir que el debutar en un campeonato local es la forma más honrosa de dar por terminada sus carreras futbolísticas.

Lo cierto, es que los equipos se han armando muy bien. Patriotas cuenta en sus filas con Yoreli Rincón, gran referente en el fútbol femenino del país. En América, se destacan Catalina Usme y Nicole Regnier. Sólo por mencionar algunas de las deportistas que estarán en los diferentes estadios.

La expectativa es máxima para el año venidero en cuanto a cómo será el funcionamiento de la Liga de mujeres, el cómo la va aceptar el público. Lo garantizado, es que las artistas serán jugadoras con talento y espíritu ganador.

El premio y la sastifacción del deber cumplido, será el gran premio para muchas futbolistas que hace años soñaban con actuar profesionalmente. Además, para las campeonas habrá un plus adicional que es una beca en una universidad de la nación, disputar un amistoso con las ganadoras de la Liga de España y la participación en la Copa Libertadores.

Todo está servido para el 2017 sea un año magistral en la modalidad femenina, falta que ruede el balón.