La construcción ubicada 110 metros por debajo del canal del Dique, fue una obra que inició la compañía de transporte de gas, Promigas, en enero de este año.

Esta obra hace parte del gasoducto que va desde el Jobo, Bolívar hasta Cartagena.

Con una extensión de 3,4 kilometros, este gasoducto subfluvial se convirtió en el más largo de América Latina.

Para cumplir con los requerimientos ambientales, la empresa que estuvo a cargo de la construcción del conducto, tuvo que hacer el cruce subfluvial desde el corregimiento de Correa en Marialabaja, hasta la población de Rocha en el municipio de Arjona.

Lo anterior debido a que en esa zona hay tuberías que están por encima del canal del Dique.

Gasoducto Jobo-Majaguas.

A inicio de este mismo año también empezó la construcción del gasoducto Jobo-Majaguas en los departamentos de Sucre y Córdoba.

La obra cuenta con una inversión cercana a los 240 mil millones de pesos y hace parte de un proyecto que pretende ampliar la capacidad del transporte de gas para brindarle una mayor oferta a la costa caribe.

Este gasoducto tiene una longitud de 85 kilómetros.

Otro avance en el proyecto es el inicio de operación de la Estación Compresora Filadelfia en Sucre. Cuyos equipos turbocompresores a gas, posibilitan un aumento en más de cuatro veces su capacidad actual.

Con estas construcciones se pretende ampliar la red de transporte de gas natural en 100 millones de pies cúbicos, esto hará posible incorporar las nuevas reservas de gas desde los campos de Sucre y Córdoba.

La capacidad adicional que aportan el nuevo gasoducto y la estación compresora al transporte de combustible, representa un 30% de la demanda actual de la Costa.