Mientras que el público ha sido conducido a creer que “todos” los científicos importantes comparten la histeria del calentamiento global y la agenda política que va de la mano, en la práctica, los informes oficiales de Naciones Unidas o la Academia Nacional de Ciencias están escritos por burócratas y decorados con los nombres de importantes científicos que fueron “consultados”, pero cuyas conclusiones contrarias han sido ignoradas.

Se incluyen científicos del MIT y universidades punteras de un buen número de países. Algunos de estos son científicos cuyos nombres fueron enarbolados en algunas de las publicaciones sobre el ORÍGEN del calentamiento global que se están promocionando en los medios, pero que afirman claramente que ellos ni redactaron esas publicaciones, ni dieron su aprobación. 30.000 científicos demandaron a Al Gore por el fraude del ORÍGEN del calentamiento global.

No hay duda de que el globo se está calentando, pero se ha calentado y enfriado ya antes, y no es tan cálido ahora como lo era hace unos siglos, antes de que hubiera ningún automóvil y antes de que hubiera tanto consumo de combustibles fósiles como ahora.

¿Cuál es el Objetivo de este Fraude?

El objetivo principal es centralizar el poder (económico, control poblacional,etc) en unos pocos e imponer un impuesto al carbono para así obtener más poder y además evitar que países tercermundistas (américa latina y otros) se desarrollen, poniendoles cada vez más obstaculos para que no lo logren.

Al Gore, el Primer Eco Billonario

Al Gore ha sabido como nadie sacar jugo al calentamiento global y las eco tendencias; sus empresas verdes consolidan ganancias millonarias gracias a su cabildeo e influencias.

Ya de por si es sospechoso que un “casi-presidente” de los EE.UU. se hubiese consagrado como el abanderado de la ecología mundial, asimismo parece sospechoso que Gore, habiendo pertenecido a los Skull & Bones, hubiese renunciado al capitalismo devorador promulgado por la secta a la que también pertenece George W. Bush y un elenco de potentados en el mundo de la banca, la política, la industria pesada y los medios de comunicación.

La estafa del calentamiento global se creó en “el Club de Roma”, y en un documento de este grupo hay una cita de uno de sus fundadores Aurelio Peccei que dice:

“En busca de un nuevo enemigo para unirnos, se nos vino la idea de que la polución, la amenaza del calentamiento global, hambruna y estas cosas eran perfectas”
The Global Revolution – 1991

Y por supuesto otro miembro del Club de Roma es Al Gore, por eso es que la historia oficial que dice que la causa del cambio climático es la emisión de CO2 por los humanos, es absurda. Es sólo una excusa más para crear más leyes internacionales, más impuestos y más control del estado sobre nuestras vidas.

¿Cómo se beneficia económicamente Al Gore del calentamiento global?

El sospechoso líder del movimiento en contra del calentamiento global recibe préstamos del gobierno para desarrollar tecnología verde y tiene participación en una de las empresas más importantes de desarrollo sustentable

Entendiendo que el cambio climático es una cuestión seria, también es un gran negocio, particularmente para el líder del movimiento alarmista, Al Gore.

El Wall Street Journal reporta que una compañía finlandesa de la cual Al Gore es socio recibirá un préstamo de 529 millones de dólares para desarrollar un coche híbrido deportivo.

Similarmente a cómo la familia Bush tiene relaciones con las petroleras y las armadoras, o Rumsfeld con las farmacéuticas, Gore está ligado estrechamente a la industria de la tecnología verde de distintas formas y con distintas participaciones.

Gore es director de la empresa Generation Investment Management (GIM). Una firma londinense que invierte en compañías verdes con una visión sustentable. Su socio es David Blood, ex director de Goldman Sachs, el banco que domina los puestos financieros del gobierno de Obama. Los socios han apodado a su compañía Gore & Blood, extraño pero revelador apodo para una compañía verde.

Evidencias científicas

El documental presenta lo que asegura son evidencias que refutan la teoría predominante sobre el calentamiento global producido por el hombre:

  • Mediciones del nivel de dióxido de carbono atmosférico y del cambio de temperatura desde 1940. El film muestra que los niveles de CO2 atmosférico han ido en continuo aumento desde 1940, cuando la temperatura global iba en disminución, y no fue hasta 1975 cuando ésta comenzó a aumentar continuamente hasta nuestro días, lo que supone que en realidad el CO2 no es el causante directo del aumento de temperatura global.
  • Variaciones en la temperatura de la atmósfera. El film dice que todos los modelos sobre un aumento de temperatura causado por los gases de invernadero predicen que el mayor rango de temperatura en la atmósfera se halla en algún punto de la tropósfera, volviéndose más fría a medida que se acerca a la superficie de La Tierra. Sin embargo, los registros de los satélites y globos meteorológicos no respaldan estos modelos, más bien muestran que la temperatura de la atmósfera cercana a la superficie es mayor o igual a la de la tropósfera.
  • Relación entre el CO2 atmosférico y el cambio de temperatura global. De acuerdo al documental, el incremento de CO2 tiene un retraso de más de 100 años detrás del aumento de temperatura global. Con ello queda manifiesto que al aumento de temperatura global le sigue un aumento en los niveles de CO2 y viceversa, y no de ocurre de manera opuesta como afirma la teoría de los gases de invernadero. Esto se debe a que cuando la temperatura desciende, los mares se enfrían absorbiendo el CO2, y lo liberan cuando la temperatura asciende, pero ya que el océano es inmenso, le toma varios cientos de años seguir los cambios de temperatura de la atmósfera y liberar o atrapar el CO2, provocando un cambio en los niveles de CO2 atmosférico.
  • Influencia del vapor de agua en el cambio climático. De acuerdo al film, el vapor de agua conforma el 95% de todos los gases de invernadero, siendo así el que más afecta la temperatura terrestre, y no el CO2, que apenas conforma el 0.054% de toda la atmósfera terrestre.
  • Cantidad de CO2 producido por el hombre. El film asegura que de ese 0.054% de CO2 que se halla presente en la atmósfera, los humanos son responsables de menos del 1%, siendo los océanos, por mucho, los principales emisores de dióxido de carbono, y luego los volcanes, las plantas y los animales. Los humanos producen no más de 6.5 gigatones de CO2 al año, mientras que solo los animales y las plantas producen unos 150 gigatones. El film concluye que las emisiones humanas de CO2 nunca podrían ser la causa del calentamiento global.
    Durkin reconoció después que los datos sobre las emisiones volcánicas de CO2 eran incorrectos y los removió de las versiones posteriores.
  • Influencia del Sol sobre el cambio climático: teoría de la variación del Sol. Esta teoría sobre el calentamiento global, defendida en el documental, afirma que la actividad solar está directamente ligada a los cambios climáticos. En el film se muestra una concordancia muy exacta entre las mediciones de la actividad solar y el cambio de temperatura global, y se afirma que el presente y continuo calentamiento global se debe a un aumento de la actividad solar en las últimas décadas. Este hace que los vientos solares sean más intensos y desvíen la radiación cósmica que llega a La Tierra desde el espacio, provocando una disminución en la formación de nubes, las cuales según el documental, nos protegen de gran parte de los rayos solares que calientan La Tierra. Sin embargo el film asegura que el efecto de las nubes no puede ser exactamente simulado por los científicos a fin de predecir patrones climáticos futuros y sus efectos en el calentamiento global.
    Así el film concluye que la actividad solar tiene una influencia mucho mayor sobre el cambio climático que cualquier otra acción realizada por el hombre.
  • Anteriores episodios de calentamiento. En el documental dicen que el calentamiento global no es un fenómeno para nada inusual, como lo pretenden hacer parecer los medios, y que incluso La Tierra ha alcanzado temperaturas mucho mayores a las actuales durante el período cálido medieval, un periodo de gran prosperidad en Europa.

Intereses detrás de la farsa

Una vez hecha su explicación sobre el calentamiento global, otro de los aspectos que toca el documental son las razones que existen detrás de dicha farsa y que comprometen la integridad de la investigación climática. A ello le atribuyen intereses políticos, financieros e ideológicos:

  • Mayor financiación para investigaciones climáticas. de acuerdo al film, los gobiernos de todo el mundo han incrementado la financiación para cualquier investigación científica relacionada al calentamiento global, como producto del miedo inducido a la población por sus consecuencias futuras, convirtiéndolo en “una de las áreas de la ciencia mejor financiadas.” Esto hace que varios científicos en el mundo busquen una manera de ligar sus investigaciones particulares al calentamiento global en busca de una o una mayor financiación, y sigan creando historias dramáticas que requieren más investigación.
  • Otros intereses financieros. No sólo los científicos, sino millones personas en todo el mundo, dependen de esta farsa para asegurar sus ingresos financieros, gracias a los cientos de miles de empleos creados y subsidiados en el área científica, gubernamental y mediática que giran en torno al calentamiento global producido por el hombre.
  • Supresión de las ideas disidentes. De acuerdo al documental, el concepto de un calentamiento global causado por el hombre es promovido con una ferocidad e intensidad similar al fanatismo religioso. Los científicos que se oponen a esta opinión son tratados como herejes y corren el riego de persecuciones, amenazas a muerte y daños a su reputación y a sus carreras, que dan como resultado el desconocimiento de la población en general de las teorías disidentes al calentamiento global antropogénico. Tal es el caso de Tim Ball, profesor retirado de la universidad, quien afirma en el documental y en otras publicaciones que ha recibido amenazas a muerte por sus afirmaciones contrarias sobre el calentamiento global.
  • Influencia anticapitalista. En el film se propone que muchos activistas ambientalistas apoyan la teoría del calentamiento global antropogénico por su apego emocional e ideológico a las creencias anticapitalistas, oponiéndose al desarrollo económico, la globalización, la industrialización y a los Estados Unidos.
  • El papel de los políticos. Según relata el film, el punto de vista sobre un cambio climático antropogénico, fue promovido por la Primera Ministra Británica, la conservadora Margaret Thatcher, a fin de promover la energía nuclear y reducir el impacto de las huelgas en la industria estatal de carbón por parte de Unión Nacional de Mineros en Gran Bretaña.
  • El papel de la industria. En el documental muchos científicos entrevistados afirman haber sido acusados de aceptar sobornos de las industrias privadas — tales como las de gas, aceite, y carbón —, por la idea de que son estas mismas industrias las que promueven teorías disidentes al consenso científico. Estos científicos niegan las acusaciones y dicen que no tienen fundamento.
  • Oposición al desarrollo de África. El escritor y economista keniano dice en el documental que la campaña ambientalista busca matar el sueño africano de alcanzar el desarrollo. Él describe las formas de energía renovable como una “experimentación lujosa”, útiles para los países ricos que pueden costearlas, pero nunca para África. Como ejemplo de esto, el documental muestra una clínica de salud en Kenia con dos paneles solares, los cuales no proveen la suficiente energía eléctrica para que funcionen el refrigerador médico y las luces al mismo tiempo.
    El documental dice que la idea de restringir a los países más pobres del mundo a usar fuentes de energía alternativas es “el aspecto más moralmente repugnante de la campaña del calentamiento global.”
  • Falso consenso científico. El documental afirma que el consenso científico sobre el calentamiento global en realidad no existe. Afirma que es mentira que “2,500 de los mejores científicos” respaldan el reporte sobre el calentamiento global hecho por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). De hecho, según la película, el reporte incluye muchos políticos y no científicos, e incluso disidentes que solicitaron borrar sus nombres del reporte, pero se rehusaron. Tal es el caso de Paul Reiter, del Instituto Pasteur, quien sin tener éxito tomó acciones legales para eliminar su nombre del reporte, protestando que el IPCC no consideró su opinión profesional.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente