El Halloween puede afectar la piel de su hijo

133

En el “Halloween” conviene tener precauciones para evitar enfermedades y contagios en la piel de los niños, tales como la dermatitis atópica, relacionada con tintes y sustancias, lo mismo que con el contacto con disfraces hechos de materiales alérgenos. El consumo de dulces también puede generar alergias en la epidermis.

Detrás de la fiesta del Día de los Niños o la Noche de Halloween se esconden monstruos dañinos e inimaginables. Uno de los más terribles, y paradójicamente desconocidos, es la dermatitis atópica, una dolencia que compromete a niños y adolescentes y que tiene un componente crónico inflamatorio y recurrente. Un verdadero espanto en la jornada más dulce para los pequeños.

Según la especialista Aida Rojas, del hospital universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, se deben maquillar con maquillaje real, no con pintura para la casa o temperas porque estos productos no están apropiados para la piel y pueden generar también dermatitis de contacto. “La recomendación es tratar de conseguir maquillaje especializado, es decir, no comprar pintucaritas que venden en la calle porque estos productos no tienen registro INVIMA y también puede ser de materias primas muy de baja calidad y esto puede ocasionar irritaciones en la piel’’, señala.

Prevenir el surgimiento de esta enfermedad en ocasiones como la del próximo 31 de octubre es el propósito del Centro Dermatológico, dada la incidencia que tiene el uso de disfraces, tintes y alimentos en esa fecha. La recomendación principal de la dermatóloga comienza por humectar la piel de los niños antes de disfrazarlos. “Es importante no maquillar las áreas de la piel que estén fisuradas o con heridas porque el maquillaje puede generar irritaciones o sobreinfectar algún proceso de base. Los maquillajes que se utilicen siempre deben ser vigilados desde el punto de vista dermatológico, es decir, deben ser hipo-alergénicos, y ser puestos por periodos muy cortos”.

Para la experta, los disfraces deben estar confeccionados solamente en telas de algodón y ser prelavados con los jabones indicados. Aconseja además que no lleven lentejuelas, escarchas o tinturas. En todo caso, ante cualquier manifestación clínica en la piel, es recomendable que los padres acudan a los especialistas y que no se auto-formulen ni sean formulados por personas que realmente no tengan entrenamiento en piel o en pediatría.

La especialista del Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta también recomienda tener cuidado con la ingesta de confites que suele presentarse en el Día de los Niños. “La selección de los dulces que le demos a nuestros niños debe ser cuidadosa: hay que evitar los que contengan colorantes o con demasiadas anilinas”, advierte. Un consejo acertado es no dejar ir a los pequeños con hambre, sino más bien llenos, para que consuman el menos dulce posible. Y es que detrás de esa fiesta hay monstruos mucho más malos que los que conocemos.