El hombre que se perdió durante 16 años ha sido encontrado: así fue su odisea

320

Jason Ronald Douglas natural de Australia, ha pasado la friolera de 16 años desaparecido de su familia… y a miles de kilómetros.

Viajó hasta Reino Unido para vivir con su tío, Timothy Elwin Andrews, que era “como un padre para él”, tal y como informa ‘Independent’. La situación para el muchacho fue muy positiva hasta que, en el año 2000, Timothy falleció. En aquel momento, su familia viajó desde Australia para el funeral, y esa fue la última vez que se verían en 16 años.

El repentino ataque al corazón que causó la muerte de su tío fue un duro golpe para el muchacho, pero supo reponerse. Durante un tiempo estuvo viviendo con amigos, pero pronto perdió el contacto con su familia.

Los siguientes meses fueron difíciles. Su ajustadísima situación económica tornaba a peor, y se convirtió en un grave problema cuando un buen día le robaron su dinero y su documentación. Despojado de su pasaporte y de cualquier identificación, su situación se tornó irregular, ya que cualquier trámite que requiriese este tipo de documentación resultaba casi imposible de llevar a cabo. No podía demostrar quién era, ni siquiera justificar que estaba en el país de manera legal.

Empujado a la marginación social

Jason acabó viviendo en la calle durante casi 10 años. Su vida se basaba entonces en deambular por cualquier parte, sobreviviendo a base de pedir limosna y de robar comida en los supermercados cuando la situación no le dejaba otra opción.

La familia pronto comenzó a inquietarse al no tener noticias del muchacho. Contactaron con la policía, pero las dificultades para establecer alguna coordinación internacional fueron diluyendo poco a poco sus esperanzas, mientras veían, con creciente frustración, cómo el joven Jason no daba señales de vida.

Cuando escuchamos este tipo de historias en las que alguien tiene que buscarse la vida en la calle, lo primero que nos viene a la mente son los migrantes de países subdesarrollados que, empujados por multitud de situaciones adversas, se aventuran a viajar sin las licencias burocráticas pertinentes ante una situación que sería mucho peor si permanecen en el país.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente